Los Montes de Vitoria 2019. Siempre he sido de 2ª partes

Gracias a la farmacia de Artziniega por la agilidad y atencion

Y asi como si nada, llega el dia, el 15/06/2019, y vas a este evento, 2 años despues, a verlas venir, ni mas ni menos. No voy a decir que no he entrenado, he salido al monte y en concreto el mes de mayo 3 dias de hacer 30-35km para ver como me encontraba, pero nada como en 2017, donde el objetivo del primer semestre del año era culminar con esta Martxa – Carrera.

Vamos a los hechos, que es lo que nos gusta y haber que se atreven a escribir estas dos manos en el teclado.

Retocando y revisando

Como en la anterior ocasion, acudimos a dormir a la capital alavesa para intentar descansar mejor, y algo mas, ya que apriori nos quedamos a unos 5min escasos de donde salen los autobuses a las 5:20AM. Finalmente se nos hace un poco tarde y descansamos lo que nos toca, aunque bien.

Suena el despertador y como no podia ser de otra manera, las mismas frases: “joder, pero ya???”, “quien me mandaria apuntarme….” y asi sucesivamente mientras te vas cambiando y dejando todo recogido. Bajar al coche y para Mendizorroza.

Aparcamos, ultimos detalles, rellenar agua, revisar las motxilas, guardar bien los geles, barritas, llaves, etc y nos vamos encontrando con gente. Como no podia ser de otra manera, me encuentro con un amigo de Miranda, Martin, un placer volverte a ver, pero la proxima tomando algo… que te debo una visita.

En el corralito, que fresco

Nos montamos en el autobus, e intento seguir la misma filosofia de la vez anterior, en la que me quedé medio dormido. Pero no hay manera de hacerlo; aun asi, consigo cerrar los ojos y estar descansando mentalmente. Y sin darnos cuenta nos plantamos en Ulibarri-Jauregi a eso de las 05:45, que entre echar la meadilla del miedo y saludar, nos dan la hora de la salida. Este año, salimos del campo de futbito, mejor recogidos, pero la entrada al corralito hace que se demore la salida por unos 10min pasados, ya que solo habia acceso de “a 1” y estabamos cerca de 1000.

Primeros compases

Unas risas y escalofrios en la salida, y enseguida nos ponemos en marcha; todos los relojes empiezan a pitar con la salida, y lo hacemos andando, a diferencia de 2 años antes. Como ya he dicho este año vamos a ver si llego a Okina y como voy para poder seguir. Me junto a la marea amurriarra y voy charlando con Juanma (Ormaetxea) y otro poco con el resto. Segun vamos avanzando se va estirando un poco el tema, Spiderabel desaparece, Javi tira para delante y yo con Juanma nos separamos un poco del grupo, pero no pasa nada que estan justo detras.

Poco a poco dejamos a un lado la via verde del Vasco-Navarro y nos metemos al bosque para realizar la primera subida del dia al Itxogana. Vamos a trompicones, ya que se hacen algunos cuellos de botella en los senderos, pero que nos viene bien para coger aire. El ritmo es comodo, pero no olvidemos que vamos ganandole metros a la vertical mas que a la horizontal…

TRACK: 2019.06.15 Los Montes de Vitoria

Foto Imanol. Llegando al 1 monte

Despues de Itxogana, un breve descanso, y nos encaminamos al Indiagana, en donde tenemos a la gente de Amurriotrail animando. El aguacates y el Vivankauskas que lo estan dando todo con todos los participantes, se les oye metros antes de llegar. Asi da gusto.

De aqui, nos vamos para el primer avituallamiento del dia, uno liquido en Azaceta, pero que antes de llegar, para poder comer algo, necesito evacuar y hacer sitio en mi cuerpo. Dios que a gusto se queda uno y como cambia el panorama. Ahora si, un platano, y seguimos bebiendo y avisandonos cada vez que nos vamos a hidratar. Aqui vamos con Javi, y seguiremos compartiendo recorrido con el hasta Okina, salvo en las subidas, donde va mas fuerte que nosotros, y aqui nadie le pone trabas a nadie.

Despertando la mañana con Javi y Juanma

Poco a poco vamos aproximandonos al primer avituallamiento solido, en el km 18. El GPS me marca casi el 20, pero supongo que es el error por haberlo puesto en modo “ultratrack” (marca los puntos con menos precision). Avituallamos bien, se empieza a notar algo de humedad, y tambien calor. Bebemos bien, comemos fruta y algo salado. tampoco nos dormimos (como me gusta a mi) y salimos con un par de piezas de fruta para ir comiendo mientras damos la vuelta a la charca.

Kapildui

Con la tripa llena y un poco de humor, afrontamos la temible subida hacia el Almuarrain, inicialmente, pero que mas tarde nos deposita en el Kapildui, punto mas visual de toda la ruta, con su torre de meteo. La primera parte de la subida hasta el primer monte mencionado se hace tranquila, ya que llevamos mas peso en la motxila delantera. A ratos en fila, a ratos alineados, vamos poco a poco, sin prisa pero sin pausa, a un ritmo muy bueno, perfecto para lo que nos queda, aun una maraton, cuando hemos completado ya una media maraton.

Seguimos con buen humor

Dejamos atras el Almurrain, Costazabal, Askarri, recuperamos fuerzas en el altiplano, antes de volver al bosque para afrontar el Alto del Camino de Berrozi y el de los Rosales, para aparecer al lado de la impresionante mole blanca del Kapildui, en donde pasamos el control, bordeamos, y a la salida del terreno, nos encontramos con el avitullamiento liquido. Paro a reponer agua en los botellines, echar un trago de mas y esperar a Juanma que en la subida ha preferido ir mas tranquilo, sabia eleccion. Javi tira para delante, animo y nos vemos luego (ya lo vereis), yo me quedo bebiendo de mientras que llega Juanma.

Volvemos a coger ritmito, tranquilo, sin parar, trotando en algunos casos mientras vamos descendiendo y acercandonos ya a Okina, mitad de carrera. Cogemos a Javi, que parece que en la bajada no quiere forzar y es que todavia nos queda “una tirada maja”. La meteo se esta portando aunque el calorcete parece que va a empezar a apretar un poquito, no mucho, pero algo se quiere dejar notar.

Y este que ahi vamos juntos

En la bajada a Okina, me dejo llevar, Javi viene detras y Juanma otro poco mas, pero sin problema. No tenemos compromiso ninguno asi que vamos yendo segun nos sale. Marco 5h25 o asi a la llegada al avituallamiento, en donde Mikel, de Amurriopatin, nos ha hecho el favor de llevar una bolsa con ropa y cosas que hayamos metido. Yo tenia un recambio completo de ropa y de nutricion, por si llegaba flojeando, pero bueno, tampoco cambio gran cosa. En vista a que va a hacer calor, dejo la gorra abierta y me cojo una cerrada fina que tengo, y repongo sobre todo sales, algun gel y comida. Dejo los manguitos y el chubasquero y me cambio la camiseta interior.

Despues de dar buena cuenta de la fruta, lo salado y tomar un cafe de postre, hablo con Juanma y le comento que voy a tirar, pero ya sin mirar atras. Me apetece retarme un poquito a mi mismo. Javi ha salido hace un rato y hemos comentado lo mismo, cada uno a su rollo, y si coincidimos, perfecto, y sino tambien.

Y nos juntamos con Javi otra vez

Como hace 2 años, la salida de Okina es una tortura, salir con la tripa llena por esa cuesta que no tiene sombra hasta al de un rato es matador, y mas en las horas que estamos. No me pongo tiempo en meta, ni ritmos ni nada. Voy a terminar lo mejor posible, me veo con fuerzas, sin problemas en las patas, y con ganas de darle unpoco de caña (me da hasta miedo viniendo de mi), pero nada mas lejos de la realidad, que quedan unos 31km y unos 1200-1300 positivos…. que pereza

Me empiezo a fijar al de un rato de salir en los ritmos de la gente, y a la memoria me viene esta segunda parte de la que hice 2 años atras, en donde las sombras brillaban casi por su ausencia, pero que esta vez parece que nos van a cobijar un poco mas en aquellos tramos que hace 2 años nos hicieran mella con aquel calor sofocante.

Reponiendo en Okina

Voy dejando atras Okina y su magnifico olor y mezcla de sabores, estoy ya por el Alto de Zalvica, superando ya la cota 1000m y de ahi nos dirigimos hacia Palogan, siguiendo la ruta por encima de los 1000m. esta parte es un continuo salir y entrar en zonas arboladas, con tramos de pista que transcurren por pastos en continuos sube y bajas. Y asi descendemos hasta cota 850 pasando por Askorri, y de ahi cambiamos la orientacion de la marcha de ir hacia el oeste a cambiar al noroeste, apuntando nuestros pasos hacia Lendiz, no sin antes pasar por el Alto de los Moros (781m).

En Lendiz, fichamos y continuamos hacia el Puerto de Vitoria, donde nos espera un pequeño avituallamiento liquido donde reponer los depositos de liquidos y sales. Aprovecho a beber un par de vasos de sales, diferentes a lo que llevo para cambiar el sabor; espero que no me siente mal, y seguro que me hace mas bien que mal. Desde aqui, otra vez para arriba a ganarle la batalla al Arrieta, que nos devuelve otra vez a la cota mil. Esta zona es mas boscosa, y para el tipo de calor que nos hace hoy viene hasta bien.

Ya ha llegado el boss

Una vez superado el Arrieta, toca descender hacia el Puerto de Zaldiaran, por Dios que ganas tengo de llegar al avituallamiento y comer algo diferente. Hace 2 años creo recordar que aqui comi hasta jamon, tomate y alguna cosa mas que no suelo degustar y parece que me sento bien; llego alli con ese recuerdo, pero antes…………………… me encuentro a Javi, mientras voy trotando en la bajada, no lleva buena cara. No se porque, me paro, no queda mucho para el avituallamiento, y vamos comentando que va un poco jodido, que le sobra todo ya, y me hace recordar a mi en la misma situacion hace 2 años. No es agradable pasar estos tragos solo, asi que me quedo a su ritmo.

Llegamos al avituallamiento, comemos algo, beber, movernos un poco mientras comemos y no sentarnos. Hablamos, y me comenta que sale un poco tranquilo hacia arriba, por mi ok, pero yo quiero comer un poco mas solido, que la ultima parte luego seguro que hay que tirar de algun gel y no quiero llevar el estomago vacio. Una vez termiando el repostaje, salgo en su busca y no tardo en verle, se ha parado a cambiar de agua al canario, cosa que tendre que hacer mas tarde.

Otra antena mas, ya queda menos

Subimos juntos la cuestona de Zaldiaran, sin prisa pero a un ritmo constante, paso a paso, hablando de las vacaciones, casualidad que ha estado donde voy a ir yo; le pregunto cosas y me responde, señal de que vamos a un ritmo tranquilo para no quemarnos.

Llegamos arriba y me comenta que va mucho mejor, que se le ha hecho la subida rapida, y seguro que ha sido porque hemos ido hablando de cosas no relacionadas con carreras ni gaitadas de estas… me comenta que va a ir a llegar a su ritmo, que si tengo fuerza que tire, y al final le hago caso, me despido, nos damos uertes y al lio. El primer tramo de esta bajada es un poco tecnico con raices y demas menesteres. Despues un paseo hasta el Busto, aunque el ultimo repecho a esta antena sigue haciendo mella en las patas. Un gelecito para recuperar ahora en la bajada hacia el hayedo, por el que seguiremos bien protegidos hasta casi llegar a la Torre del Castillo de Gometxa, donde descenderemos al avituallamiento liquido, el ultimo antes de meta.

spiderabel en meta

Despues del avituallamiento de Eskibel, el terreno que tenemos a meta es bastante llano, con alguna subidilla sin importancia y sobre todo bajada. Atravesamos bosque, senderos y pistas que nos van acercando a la urbe gasteiztarra. Dejamos atras la zona del merendero bajo la atenta mirada de gente que ha ido a pasar el dia y disfrutar del entorno.

Entramos por la zona de Armentia hacia Mendizorroza, donde nos espera la ansiada meta. Aprieto un poco mas todo lo que me deja el maltrecho cuerpo y finalmente voy adelantando gente, un grupito, otro mas, venga vamos que ya llegas……… METAAAAAAAA!!!!!! por fin, objetivo conseguido, llegar a meta y despues de haber recuperado un poquito, veo que incluso he bajado 1minuto mi tiempo. No es gran cosa, pero desde Okina a meta he tardado aproximadamente 4h30, todo un recorda para mi despues de los primeros 33km..

Por fin en casa

Muy contento con el resultado, muy contento por haber llegado, y sobre todo, a pesar de no haberle dedicado tanto tiempo como hubiera deseado, muy contento con mi cuerpo y su respuesta. Igual es cierto que “cuerpo descansado vale por dos”, porque no he hecho grandes entrenos, pero bueno. Lo que importa es que he podido disfrutar la carrera, el entorno y la gente mas que la primera vez. me he acordado de mi compañero Novales en mas de una ocasion, y de algunos mas, pero bueno.

Otra mas que contar, veremos si dentro de 2 años puedo volver y ver si sigo mejorando, o empeorando….

Zorionak a toda la gente que se dio cita tanto participando, como animando, como siendo voluntariado….

Parte de los residuos, el resto se quedaron en okina

Los Montes de Vitoria 2017. Del dicho al hecho

Preparando la ropa y demas

Nervios, pero no por la carrera, sino por la que podia ser una noche nefasta en casa. Dos princesas a cargo de la reina, y con una semana que no hemos descansado nocturnamente. Sigo pensando que tienen un don especial para saber cuando “aita” tiene algun evento y tener lo que se llama “una noche toledana” (Alex, esta frase es tuya), y sino que se lo digan a mi contraria, que esta vez, la pobre, se la ha comido con patatas.

El viernes llegamos a la capital alavesa con la idea de coger el dorsal, cenar algo y reitrarnos lo antes posible a descansar y preparar las armas para la batalla. Asi lo hacemos, pero lo de dormir parece complicado y pasamos de la media noche cuando se nos cierran los ojos.

Cena de hidratos

Suena el despertador, que pereza, quien me manda, no me jodas que sueño. Tras este primer impacto, cambio de chip y al lio. Vestir, rellenar agua, revisar de nuevo la motxila, el parte meteo para ver si metemos o no lo de “por si acaso” y al coche. El trayecto a Mendizorroza es corto y enseguida estamos con los otros 1000 participantes que se dan cita, al igual que nosotros. El objetivo mio y de Nova (que me acompaña hoy) es el de terminar, nada mas.

Metiendonos en el ambiente de la salida

Enseguida montamos en el bus, y a descansar otro poco mas los parpados. Me quedo adormecido, buena señal, eso es que estoy tranquilo, sino me pongo a cantar por el microfono o a soltar chistes. Llegamos a Ulibarri-Jauregi, en donde ya se encuentra buena parte de la tropa de hoy. Tras nosotros algun bus mas. Saludamos a conocidos, y entre ellos a mi compañero tecnico de senderos, Martin, de Miranda, un fenomeno en esto de correr por el monte y muy buena gente.

Ya en la parrilla, nos seguimos encontrando con mas, me despido de mi tio, ya le volveré a ver el lunes (jajajaja) y enseguida anuncian por el altavoz que queda un minuto. Ultimos ajustes, poner el reloj a buscar satelites, enlazar banda, etc. saltitos para calentar y gastar mas energia, y salimos. Suave, de la mitad para atras, nos pasa mucha gente en los primeros compases, parece como si nos siguiera una estampida y que huyera la gente; pero nosotros a lo nuestro, ritmo comodo, alegre, pero sin machacar.

Otra mas de la salida

Salimos del pueblo y enseguida enlazamos con la Via verde del Vasco-Navarro, que ya hiciera con Zigor Eguia en su dia en btt desde Vitoria hasta un alto. Y cuando parece que la subida la conocia, nos meten en el bosque, siguiendo un sendero, hundidos en la espesura y frondosidad de los bosques de roble, haya, castaño y otras especies, que se dejan abrazar por la humedad de la blanca niebla que no se separa de las copas de los arboles, aferrada. Una sensacion de bochorno humedo se desata sobre el sendero negro caracteristico de los bosques de hayas tipicos de la zona, en donde al seguir ganando altura, el esfuerzo nos va costando nuestras primeras gotas de sudor. Tras este primer aviso, empiezo a beber cada poco tiempo, a poquitines, pero continuamente un sorbo de sales, y otro de agua.

No pasa 1h cuando ya estamos en la primera cumbre del dia, Itxogana, en donde el astro rey nos deleita con un amanecer de pelicula, saliendo por le horizonte, mientras el mar blanco de la niebla no quiere saber nada de las alturas y continua aferrrandose al fondo de los valles. Un gran espectaculo digno de un dia primaveral, pero ya veremos que esto se convertira en un odioso dia de verano con temperaturas insostenibles.

Nova amaneciendo

Desde Itxogana, a la siguiente cumbre, Indiagana, no pasa mucho tiempo, y es aqui donde nos pasan los txabales de Amurriotrail; el equipo actimel (Imanol, Aitor y Axier); un hasta luego y seguimos a lo nuestro tras cambiar el agua al canario. Muy importante hidratarse, pero mas desalojar. Desde este punto continuamos por pista bien definida hasta llegar al puerto de Azaceta, en donde repongo agua y aprovecho a picar un poco de salado que habia y algo de fruta.

Postureo en el orto

Salimos camino de Arraialde, la siguiente cima del dia, que nos aporta otros 230m+ al marcador, y que damos buena cuenta, pasando tambien por el tercer control del dia. Muy buen ambiente entre la gente de la organizacion, y por lo que vemos va a ser la tonica dominante del dia. Van pasando los km y antes de que la fatiga se nos presente, vamos suplementando a base de barritas, geles, aminoacidos, sales y sandwich de jamon y queso. Tras pasar el Arraialde, tenemos bajada fuerte y larga con un par de buenos repechos que nos bajan los humos, para que poco a poco nos vayamos acercando al km 19, donde tenemos el avituallamiento liquido y solido, en la Balsa Ixona. aqui tengo que parar un poco, tomar mi tiempo, preparar primero el liquido que voy a llevar, despues reponer solidos y finalizar con liquido, antes de salir tranquilos camino de la siguiente cuesta.

No esperamos menos, y es que en cuanto dejas de lado la charca, enseguida volvemos a ganar altura, pasando rapidamente por Almurrain, a mitad de camino del siguiente coloso, el Kapildui, que con su visible antena, no nos deja pasar de largo sin admirar esta joya de la meteo. Despues de pasar el control nos encontramos con un avituallamiento liquido, en el cual reponer un poco de liquidos, que el calor empieza a apretar. Solo nos resta continuar por el bosque, cerrado, que nos protege del sol y su temido calor. Aunque poco nos dura la alegria, ya que los ultimos kilometros de bajada hasta Okina, los hacemos recibiendo los rayos UV.

Bosque, y bastoneo

Llegar al precioso pueblo de Okina es como llegar a un oasis en medio del desierto. Hay de todo, fruta, cafe, liquidos, solidos, dulce, salado, etc. Aprovechamos a preparar un recovery y reponer bien las sales, comer algo de salado y un poco de dulce. Intento no entretenerme mucho, aunque me podria quedar todo el dia alli (ya me conoceis, me gusta comer y beber) Una vez que hemos completado el avitualleo, volvemos a salir del letargo y a poner la maquinaria en marcha. Nos espera otra subida, no sabemos bien si dura, larga o que, pero que es otra subida fijo.

La niebla siempre es especial

Los primeros compases de la misma van a golpe de sol, dejando atras rapidamente la humilde urbe, para volver al mundo de los bosques, aunque no por mucho. Terminamos de ganar altura, llaneamos un poco y cuando nos vamos a lanzar un poco hacia abajo, nos encontramos con un chico en el suelo, que al parecer se ha caido, con grave consecuencia. Preguntamos que pasa y demas y optamos por quedarnos para ver si podemos ayudar. Menos mal que nos dicen que la ayuda esta en camino, aunque aun asi, Nova les deja la manta termica, porque llevan bastante rato esperando. Esperemos que no sea mucho y que ademas puedan sacarle rapido de ahi.

Subir y bajar, esa es la cuestion

Descendemos, nos dejamos llevar y nos dejamos caer, intentando poner un poco ritmo mientras nos vamos acercando al siguiente avituallamiento, despues de dejar atras el Pagogan. Enseguida aparecemos en el Puerto de Betoño, donde volvemos a avituallarnos liquidamente, y desde donde emprendemos de nuevo el descenso que nos va acercando a la siguiente cima. Dejamos el cobijo floral, para dejar que el sol, nos devuelva a la realidad del dia, el calor sofocante que nos deshidrata si no reponemos con asiduidad. Hoy si, voy mentalizado de ir bebiendo y comiendo, y asi se lo hago saber a mi compañero de ruta, Fernan, que tambien de vez en cuando me recuerda el “Has bebido?”. Nos salimos de la pista y cruzamos por la campa de algun pastor hasta ganar el pequeño ascenso y desvio al Lendiz, donde hay un punto de control, y desde donde, ahora si, nos vamos para el Puerto de Vitoria, en donde volvemos a encontrar un avituallamiento liquido.

Pasando cadaveres, jejejeje

Le pido a Fernan que por favor me de unos minutos para repostar tranquilo. No tenemos prisa, no luchamos por el podium, simplemente por llegar, nada mas, y si es sin ninguna molestia mejor aun. Bebo bastantes sales aqui y vuelvo a dejar los botellines al 100%. Aprovechamos a salir sin tampoco mucha demora y hacer frente a la siguiente cima, que tambien lleva buena pegada. Arrieta nos espera, y no tardamos mucho en darnos cuenta de que mas alla del Arrieta, se encuentran las antenas del Zaldiaran y del Busto aun mas lejos. Se hace duro, y mas para mi, que ya voy explorando mi cuerpo. Hemos dejado algo mas de 42km atras, y para mi empieza algo nuevo, desconocido antes, y es que ahora, despues de recorrer la distancia mas larga que habia hecho hasta ahora, me espera otra media maraton. Antes, cruzamos el Puerto de Vitoria, y en el puerto viejo avituallamos un poco.

Pero si son el presi de amurriotrail y de ubietamendi

Con filosofia y buen hacer vamos avanzando, pero no dejo de pensar durante unos kilometrillos en que si voy a llegar o no. De hecho, este tramo, de Arrieta hasta el siguiente avituallamiento, se me hace especialmente duro. Quizá por ser en las horas centrales del dia, y por haber sobrepasado lo que he hecho hasta ahora como maximo en una carrera, asi que mi carrera acaba de empezar, y de la peor manera posible, cansado, fatigado y con la cabeza baja. Menos mal que viene Noba (Fernan), que sino quizá hubiera dejado de dar ordenes a mis patas para seguir hacia delante. Vamos charlando, me despejo, dejo de pensar y de hacerme las tipicas preguntas de cara al fracaso y enseguida estamos en el Puerto de Zaldiaran.

Meta 1

Antes de cruzar la carretera tenemos el avituallamiento solido y liquido. Esta vez mientras voy hablando con Noba preparo comida salada, unicamente salada y fruta (sandia) para meter solido al cuerpo. Ya no tengo el mismo hambre, pero aun asi me obligo a comer para mantener el estomago con base solida de comida. Alguna de las barritas que he tomado no me ha sentado bien y eso lo dejo anotado mentalmente para proximos eventos. Aqui es llegar nosotros y salir Imanol, de Amurriotrail, que tambien le pasa factura el calor; me comentaba que va tirando poco a poco haber si llega.

No tardamos mucho en seguir, y continuar por el infierno; el calor cada vez aprieta mas, y todavia nos queda recorrido por andar, y ademas, ahora tenemos que subir derechos al monte Zaldiaran, caracteristico por sus antenas en la cima. Seguimos por el bosque, pero enseguida cogemos la pista hormigonada que nos lleva directos a su cima. Coronamos por detras de las antenas (mirando a Gasteiz), perdemos un poco de altura, y ya tenemos de frente el siguiente monte, el Busto, con otra antena. Continuamos por la pequeña pista que nos lleva directos por la arista imaginaria que forman sendas cimas.

Meta 3

Antes de acometer el pronunciado repecho por el bosque, nos encontramos en un lateral un chico sentado, medio tirado en el suelo. Paramos a hablar con el, y vemos que no anda muy catolico. Le ofrecemos agua y alguna barrita y gel. Nos comenta que esta mareado por el calor y que en ese momento no esta bien. Le sugerimos que se de la vuelta de nuevo al puerto de Zaldiaran, puesto que seguir en ese estado hasta el siguiente punto de control es mas largo. No obstante, se queda sentado y mejor, despues de tener un rato las piernas en alto. Nos dice que va a llamar a la organizacion para avisar y que se dará la vuelta. Una vez que se encuentra mejor, nos agradece la compañia y nos desea suerta en estos ultimos kilometros.

Deshidratado

Empezamos la subida corta, pero intensa al Busto, siguiendo el sendero dibujado por los mas de 400 participantes que llevamos delante, y enseguida volvemos a conectar con Imanol. Le vemos a lo lejos, y tras pasar el control, comenzamos a bajar juntos; un poco de vacile, que no esta el hombre con humor, y siguiendo el sendero del bosque, comenzamos a coger ritmo. Yo he recuperado con un poco de ayuda (gel) y hemos empezado la bajada suavecito para no terminar de romper las patas. Poco a poco el descenso se hace menos pindio y podemos ir trotando a la ultima cuspide de este precioso recorrido, el Eskibel, que tras su bajada tiene el ultimo avituallamiento.

Con paso muy ligero en los falsos llanos y trotando en las bajadas, vamos pasando gente, y enseguida dejamos atras Eskibel, para bajar a su avituallamiento rapidos y agiles. Yo, al menos, he recuperado bien, y noto que la bajada la hago bastante bien, pero Noba, que no ha sudado, me deja atras con la facilidad de un gamo dejando a atras a su cazador. Alucinante lo de este tio, me deja sin palabras. En mitad de la bajada, llamada de la familia para ver como vamos, que no se ha actualizado la web y no nos localizan…. Todo en orden.

Tarde de toros

Bebo bastante agua y sales en este avituallamiento. Nos quedan unos 4-5km, la mayoria por llano, asi que seguramente si vamos bien, vamos a coger ritmo decente para llegar. Y es aqui donde nos topamos con Aitor, de Amurriotrail, que va a llegar tambien (NutriYon te quiere mogollon!!!!! acuerdate Aitor) Continuamos al trote con paso largo, avanzando mucho y sin molestias. Entramos en el bosque sur de Gasteiz, surcando los senderos de Armentia, y entrando en la Green capital por al lado de su Iglesia de San Prudencio, para llegar a meta por el paseo que nos conduce a las inmediaciones de Mendizorroza.

UN poco de grasa para las articulaciones

Llegada a meta y emocion, mucha emocion; vencerte a ti mismo y sobre todo a tus miedos por estar horas por el monte, tratando de correr. Alegria por haber compartido con Noba esta primera aventura en carreras de larga distancia, aunque sean las “mini-ultras”; y muy contento por haber terminado sin lesiones ni problemas fisicos (salvo los habituales de cansancio y carga de patas) y todo ello gracias al planning que se ha currado Igor Juez conmigo desde enero: Eskerrik asko.

Fueron 10h36min de esfuerzo para llegar en el puesto 383 y 384. Comentar que salieron 945 participantes y llegaron 759. Ademas, llegando a mitad de tabla, y no al final, otro punto a favor y que motiva para seguir disfrutando y sufriendo.

Ya puedo decir que oficialmente he saltado la barrera del maraton, pero todavia queda mucho por hacer, y lo primero será afianzarme en estas miniultras y sobre todo trabajar la cabeza para que no falle, el resto es cuestion de salir ahi fuera y disfrutar.

Meta 2

Eskerrik asko Noba zaren moduan izateagatik. Berriro gustatuko litzaidake 2019an hemen izatea zurekin. Dakizula nire lagun mina zarela, eta asko maite zaitudala.