Subida a la ermita Santa Barbara con niñas, y mas

Bien es sabido que la subida es dura, y que Santa Barbara nos pone las patas a tope nada mas empezar, y es que dominando la panoramica de Ezcaray y la cuenca del Oja, no deja indiferente a nadie. Yo ya “disfruté” de la subida en el inicio de la UTPD 2019, donde participe enla edicion mas corta.

Antes de salir ya dormia

Esta vez nos juntamos la familia nuestra con el vecino Vicente Contreras, Aizaro y Alize, y Gorka y su hijo. En total sumamos expedicion de 9 personas. Es por la tarde, aunque bien tempranito, por lo que nos quedan horas de luz, y es por eso, que no llevamos un triste frontal.

En vez de subir por la pista, mas larga, pero mas tendida, optamos por subir a derecho, siguiendo las “zetas” bien definidas por el paso del ganado y ser humano, seguramente que las 2 ruedas tambien gozan por este camino, aunque sea a la inversa de como vamos nosotros hoy.

En la subida por las “zetas”

Salimos por el pueblo y enseguida llegamos a la pista principal, donde dejamos de lado su piedra y grijo para atacar por la directa a Sta Barbara, siguiendo las zetas que pronto nos hacen ganar los 200m positivos de desnivel que tenemos en poco mas de 1km de recorrido.

Las crias, a ultima hora ya van un poco tocadas, pero esque Mr Marañon a estado haciendo de las suyas y me las ha cansado (ya te tocará) Pero al final, le sprintamos a escasos metros de la ermita y mis chicas llegan antes que el, sera la genetica Ubietamendi? (jajajajajaja)

Con la Demanda detras

Bromas a parte, una actividad excelente para realizar cuando disponemos de un par de horas para caminar fuera de la urbe riojana. Con unas impresionantes vistas sobre Ezcaray y un panorama que alcanza hasta la cota mas alta, el San Lorenzo, y sus inmediaciones.

A tomar algo y recuperar

El retorno lo realizamos por la pista que da la vuelta, pasando por un refugio. El unico tema es que no volvemos a la carretera que va de Ezcaray a Zorraquin, sino que antes cogemos de nuevo una pista ancha de piedra, que nos devuelve a los inicios del zigzag que hemos usado para la subida. De ahi nos vamos a la plaza del kiosko y a tomar un cafecito que hace bastante frio y es de noche ya.

Y con esto damos por finalizada la actividad. Sencilla, facil y para toda la familia.

Laguna Negra. La familia siempre regala buenos momentos

Con la visita del dia anterior al Pico Urbion en solitario y a ver el amanecer, me propongo disfrutar de una jornada en el entorno de la Laguna Negra, para ver como nos desenvolvemos con la pequeñas de la casa. La idea no es otra que intentar hacer los 2km que separan el parking de la laguna con ellas a pie, a tenor de que la pequeña pueda acabar en el babycarrier.

Saliendo

Obivamos que los preparativos estan hechos y que salimos del parking caminando, dejando de lado el servicio de autobus que te acerca hasta escasos 300m de la laguna. Todo va rodado, las niñas entretenidas con tantas cosas que ver y nosotros ayudandolas a que no se den cuenta que van caminando; hasta que pasados 800m de la salida, y sin haber superado la mitad del recorrido, Ayala ya empieza a pedir aupas, por lo que decido meterla al babycarrier….. PEOR!!!!!!!! No quiere saber nada de él, y para mas inri, su hermana mayor se suma al carro de las quejas, por lo que finalmente, Vera, contra todo pronostico acaba en mi espalda (20kg de niñas + peso del babycarrier y bartulos varios), y Ayala, acaba subiendo en brazos de Bea….

Con las jefas a mi “vera”

Visto el primer error cometido, finalmente, tras buena “pechada”, llegamos hasta el refugio de pescadores, donde, ahora si, subimos y admiramos la maravilla glaciar que se abre ante nuestros ojos. Y sin saberlo las pequeñas se acercan a la pasarela para entretenerse con los peces que abundan en la orilla, que pena de caña con anzuelo sin muerte…..

Una vez en la zona, recorremos la orilla de la Laguna, hasta que finalmente, tras varias fotos y paradas, nos deleitamos en una zona mas tranquila degustando un poco fruta y unas galletas, y aprovechamos a beber bien de agua, dejando algo para la bajada.

20kg a la espalda

La bajada, tras volver al parking superior, la realizamos en el autobus de linea, evitando mas conflictos con las pequeñas. Visto este panorama, creo que necesitamos hacer rutas mas cortitas, asi que habrá que cambiar el chip y evitar distancias similares.

Al final, volver al Camping Urbion, y pasar la tarde metidos en la piscina, jugando y refrescandonos en la piscina glaciar del camping, que aunque estemos en julio, vaya como estaba el agua, de quitar el hipo….

Y la pequeña quejandose

Caminando por la pasarela

Foto familia

Con la pequeña

Panoramica del circo de la laguna

Volviendo

Esperando al bus

Camping

GR 123. Etapa 18 (al reves) De Lanestosa a Baños del Molinar (Karrantza)

Despues de realizar la revision de dicha etapa 18 en el sentido propuesto por la Federacion y tras seguir el track facilitado, me dispongo a volver al coche siguiendo el mismo itinerario en sentido contrario, y ahora si, disfrutando de las vistas que ofrece la zona del moro y del Mazo. Avituallamiento bueno que he hecho en Lanestosa con pintxo y cafe al solete, para recuperar un poco la temperatura, que aunque hace muy bueno, no olvidemos que estamos en noviembre. Unas 3h30min me ha llevado hacer el recorrido desde los Baños del Molinar hasta Lanestosa, andando en su gran mayoria y tomando todas las anotaciones, waypoints y fotos necesarias para realizar luego un informe del mismo que enviaré a la Federacion Vizcaina de Montaña (BMF).

TRACK: GR123. ETAPA18 AL REVES. LANESTOSA A BAÑOS DEL MOLINAR

Primeros pasos antes de la cueva

Asi pues, salgo de la plaza de Lanestosa, y cojo la carretera que sale para Karrantza, pero al de 50m me desvio a la izquierda siguiendo el camino que han arreglado hasta llegar al centro de interpretacion del arte paleolitico. Al llegar al mismo tras salvar muchas escaleras, tenemos la opcion de asomarnos al mirador del pueblo de Lanestosa y del Alto Ason, montañas que nacen frente a nosotros. Continuamos siguiendo unas marcas moradas y azules, que poco a poco nos van conduciendo hacia terreno mas escarpado y tecnico, y donde el pasto de paso a la roca, mientras el sendero nos lleva por un bosque precioso. En solitario, sin apenas ruidos artificiales y escuchando todo lo que sucede a mi alrededor, voy dando pasos a ritmo lento, pero ganando altura.

La cueva y detras el mirador

Salir del bosque significa estar cerca del pasadizo hecho con maderas, que nos lleva, tras 73 escalones a lo alto de la zona. Hemos seguido la senda de los Rellanos dejando a nuestras espaldas el valle cuyo nucleo urbano es Ramales de la Victoria, y su imponente Pico San Vicente, horadado hace ya tiempo con muy buena compañia balmasedana.

Siguiendo la senda

Ahora nos toca continuar por camino relativamente llano, disfrutando de un camino muy evidente, sin complicaciones y atravesando una zona de karst con abundantes grietas, cuevas y agujeros sin fondo, que llaman la atencion. En algunas cuevas se ve identificado un numero con un tipo de codigo que quiza en los registros de espeleo esten identificados para tener informacion; de momento no me meto para dentro que hay que volver al coche.

Mirando hacia Ramales

Continuo, deshaciendo el camino que he realizado hace escasa 1h, y llego a un cruce de caminos, en donde tengo que coger la pista que gira a la izquierda en la zona conocida como El temeron, y que va subiendo hacia una casa abandonada. Es aqui donde hacemos un par de curvas de zigzag y continuamos subiendo hasta llegar a otro cruce, en donde tomaremos el camino de la derecha.

Subiendo

Dejamos atras estas casas del cruce y continuamos de nuevo por una pista practicamente llana, sin apenas desnivel, donde podemos trotar. Ahora estamos en una zona bastante expuesta al viento, pero enseguida llegamos por pista bien hormigonada a otro cruce en donde volvemos a girar a la izquierda (o el norte), apuntando nuestros pies hacia una vaqueria, en la zona de la cabaña monreales. No he tenido problemas para pasar antes con ningun animal y espero poder repetir la jugada.

Se confirma que los animales de esta vaqueria respetan al paseante y no tengo problemas, pero no por ello hay que relajarse en este tramo. Continuo la ruta por la pista, sin mancharme las zapatillas, pasando por el alto de las conchas, y llegando casi hasta Matienzo, que lo bordeo por su norte para salir a unas casa, en donde tomo un giro hacia la izquierda para seguir por un senderito que se mete en  unas campas.

Arriba de las escaleras

Es en esta zona donde he tenido problemas al inicio de la ruta que venia a revisar, y donde ahora que ya me lo se, intento evitar el tramo de mayor dificultad, poniendo a riesgo el tipo puesto que paso por una campa, en vista a que el camino de servidumbre por donde deberia de haber pasado esta muy muy perdido y con mucha vegetacion.

Una vez atravesado esto, solo resta continuar por la carretera el trozo que nos lleva hasta el desvio que cogemos para atravesar las vias y el puentecito que cruza el rio karrantza, y dejarnos de nuevo en el parking de Baños de Molinar.

Una bonita ruta de 12km sin apenas dificultades tecnicas. He realizado la parte desde baños del molinar hasta lanestosa andando, y haciendo una revision del sendero para la BMF, por eso he optado por volver de nuevo al punto de partida por mis propios medios, y de paso ver el otro punto de vista del sendero GR.

Nos vemos por el monte!!!!!

Mas fotos:

Zona karstica

Montes de Ordunte

Galarleizing

La vaqueria

Por aqui era el sendero

Baños del Molinar

 

Babio. Con las reinas es mejor

dsc_18862-copiar_ink_liUna vez mas, me animo a subir a Babio con mi hija mayor (cuenta 2 años recien hechos). Y mas porque mi amigo Zigor tambien lo hace con la suya, Maialen. No hay nada como disfrutar de lo que mas te gusta, y poder transimitir “indirectamente” eso a las que nos vienen por detras.

Una primera hora fresca

Una primera hora fresca

Pensaba yo que hoy Vera iba a tener el dia andarin, puesto que otras veces le cuesta montar en el babycarrier; pero me sorprende, y ya casi de salida monta a la espalda y no se baja hasta que subimos Gotxi bidea y llegamos a la altiplanicie del Babio, en donde ahora si, llegamos todos a pie a la altura del montañero del Babio. Maialen ha llegado aqui por sus propios medios, sin necesidad de ayuda alguna, y sin oir queja alguna por su parte. Ademas, entre las mujeres se entienden bien y se nota la responsabilidad y respeto con la que se tratan ambas (y creo que esto no nos lo han copiado a mi y a mi compi, jejeje)

Dejando atras la jungla

Dejando atras la jungla

Una vez en Babio, les damos la recompensa; unas preciosas vistas del Valle que lleva el nombre de mi hija pequeña, Ayala, y ademas un suculento bocata de pan bimbo y nocilla para que repongan fuerzas, con un poco fruta y un postrecillo al final. Reponermos liquidos, nos sacamos unas fotos. Y velamos, entre los 3 en que Vera no se asome mucho al precipio, que aunque un poco torpe, no le hace falta mucho para liarla.

El retorno, lo hacemos por el contrabandista, para cambiar la ruta y no repetir camino. Ninguna de ellas es nueva para nosotros, pero la verdad que es entretenido subir por Gotxi, y mas hoy, con la carga que llevo a la espalda. El bajar por contrabandista tambien con cuidado, despacito y buena letra.

Y poco a poco, vamos volviendo al pueblo, en donde tras un zumo de cebada fermentada, nos dirigimos hacia nuestros hogares, para catar el calor de la ducha, y mas tarde degustar la comida que toca.

Sombras

Sombras

Una vez mas, Vera se ha portado como una campeona, ha corrido, se ha sentado, se ha caido, se ha reido (y mucho), y lo que mas me gusta de todo es el enfasis y lo flipada que se pone cuando trata de explicar por la tarde a aitite y amama que ha subido al monte con aita, Zigor y Maialen, y que habia un señor de hierro, ovejas, vacas, perros, pajaros, etc….

Subiendo por Gotxi bidea

Subiendo por Gotxi bidea

Simplemente por esa cara de flipada, cargaria la motxila con su peso todos los dias del año. EL ver que se le llena la boca con la palabra “monte”, seguramente que sea igual que para un aficionado al Athletic, oirselo decir a su hijo (aqui cada uno tenemos lo nuestro)

Y por la tarde, sesion de siesta y a conciliar…..

Mas fotos:

Aproximandonos a la cima

Aproximandonos a la cima

Mmmmmmm, que rico

Mmmmmmm, que rico

Las reinas

Las reinas

Aqui estoy Señor!!!!

Aqui estoy Señor!!!!

Vamos para abajo que cuesta menos

Vamos para abajo que cuesta menos

De vuelta a la jungla por contrabandista

De vuelta a la jungla por contrabandista

UNGINO, una rapida a la nieve

DSC_000001 (Copiar)Como todo el mundo anda por Lunada, Alto Campoo, Valdezcaray e incluso alguno se atreve a viajar hasta Picos o Pirineos, yo no puedo mas que decir, que viendo el panorama, no hace falta irnos tan lejos para pisar un poco la nieve y transportarnos al crudo invierno.

TRACK: 2015.01.19 Ungino nevadito

Bajo la mirada del "Ojo"

Bajo la mirada del “Ojo”

El sabado, viendo todo el dia fotos en las redes sociales, que si al monte, que si a correr, que si a travesia, que si un corredor, que si……. esto no puede ser pensé. Mañana si puedo hago una rapida al Ungino antes de ir a la Feria de San Anton, en Amurrio.

Nada mas lejos de la realidad, y con el señor Murphy de mi lado, omito salir finalmente a la mañana, pero viendo los horarios familiares todavia suspiro un halo de esperanza para la tarde. Y a eso de las 14:45 salgo equipado de casa rumbo a Madaria.

Cascada camino a Atatxa

Cascada camino a Atatxa

Equipaje ligero, de trail, pero de invierno, y sin olvidar el goretex, balaclava, guantes de invierno, y alguna cosilla mas del material de travesia. En vez de las playeras, las botas de monte, porque la idea es hacerlo andando, rapidillo, pero sin correr; intentando saborear lo que es el senderismo, una vez mas.

Con la bara de avellano recien cogida en la feria de San Anton, empiezo lo que muchas veces haya hecho, pero ya corriendo, y cruzo las 3 barreras antes de llegar a la altura del Camino Real de la Sopeña, por donde pase casi siempre en bici. Continuo de frente, encarando la pendiente, y pronto llegamos a la ultima parte de bosquecillo, en donde al salir, nos recibe la suave brisa helada que viene del Portillo de Atatxa, y que por un momento me hace subir el buff para protegerme.

Portillo de Atatxa

Portillo de Atatxa

Continuamos progresando bajo la atenta mirada del Ojo del Ungino, y poco a poco vamos subiendo hasta llegar a la cota de nieve, que es mas o menos los 800m. Un poco mas arriba de la cascada que por primera vez veo que cae agua. Mucho ojo al tramo que nos queda hasta llegar al Portillo de Atatxa, porque si lo vemos bien, es el tramo mas expuesto de todos, con roca y bastante nieve, por lo que hay que ser precavidos con los resbalones, ya que podemos caer hasta abajo.

Ultimos pasos al Ungino

Ultimos pasos al Ungino

Pasado el remanso de paz y viento del que me resguardo justo antes de salir a la parte burgalesa de la sierra, en donde el viento del oeste me recibe afectivamente y provoca que los poros se me cierren para evitar congelarse. A ratos cae algun copo de nieve perdido, pero no tiene pinta de que me vaya a mojar.

Llego al Ojo del Ungino. Magnifica vista, un marco blanco para otear los pastos verdes que rodean el embalse de Maroño. Bonito y a la vez raro, que en menos de 1km tengamos esta diferencia. Solo el pensar de poder pensar que estoy en un ambiente invernal, y que en 10minutos puedo volver a la realidad, me satisface y me saca una sonrisa.

Ungino con Gorbea de fondo

Ungino con Gorbea de fondo

Foto rapida con el buzon, y con el macizo del Gorbea y alrededores de fondo, tambien vestidos para la ocasion. Solo falta un poquito de “ibiza music” para hacer la “tarde blanca”, aunque no me quejo.

Ojo del ungino

Ojo del ungino

Despues de todo, volver a Atatxa y deshacer el camino, con mucho cuidado en los primeros compases, ya que estamos en nieve sobre roca y podemos patinar. Menos mal que la bara ayuda muchas veces…. Superado esto, seguimos sin problemas hasta volver al coche.

Minifalda al Tologorri

Minifalda al Tologorri

Para rematar el dia, y antes de volver a casa, una paradita en Guzurtegi de Maroño a tomar un “cafelito” y darte el gusto de entrar en un ambiente, en donde el fuego y el olor a leña hacen que la atmosfera se aun mas rustica, si cabe.