Los Montes de Vitoria 2017. Del dicho al hecho

Preparando la ropa y demas

Nervios, pero no por la carrera, sino por la que podia ser una noche nefasta en casa. Dos princesas a cargo de la reina, y con una semana que no hemos descansado nocturnamente. Sigo pensando que tienen un don especial para saber cuando “aita” tiene algun evento y tener lo que se llama “una noche toledana” (Alex, esta frase es tuya), y sino que se lo digan a mi contraria, que esta vez, la pobre, se la ha comido con patatas.

El viernes llegamos a la capital alavesa con la idea de coger el dorsal, cenar algo y reitrarnos lo antes posible a descansar y preparar las armas para la batalla. Asi lo hacemos, pero lo de dormir parece complicado y pasamos de la media noche cuando se nos cierran los ojos.

Cena de hidratos

Suena el despertador, que pereza, quien me manda, no me jodas que sueño. Tras este primer impacto, cambio de chip y al lio. Vestir, rellenar agua, revisar de nuevo la motxila, el parte meteo para ver si metemos o no lo de “por si acaso” y al coche. El trayecto a Mendizorroza es corto y enseguida estamos con los otros 1000 participantes que se dan cita, al igual que nosotros. El objetivo mio y de Nova (que me acompaña hoy) es el de terminar, nada mas.

Metiendonos en el ambiente de la salida

Enseguida montamos en el bus, y a descansar otro poco mas los parpados. Me quedo adormecido, buena señal, eso es que estoy tranquilo, sino me pongo a cantar por el microfono o a soltar chistes. Llegamos a Ulibarri-Jauregi, en donde ya se encuentra buena parte de la tropa de hoy. Tras nosotros algun bus mas. Saludamos a conocidos, y entre ellos a mi compañero tecnico de senderos, Martin, de Miranda, un fenomeno en esto de correr por el monte y muy buena gente.

Ya en la parrilla, nos seguimos encontrando con mas, me despido de mi tio, ya le volveré a ver el lunes (jajajaja) y enseguida anuncian por el altavoz que queda un minuto. Ultimos ajustes, poner el reloj a buscar satelites, enlazar banda, etc. saltitos para calentar y gastar mas energia, y salimos. Suave, de la mitad para atras, nos pasa mucha gente en los primeros compases, parece como si nos siguiera una estampida y que huyera la gente; pero nosotros a lo nuestro, ritmo comodo, alegre, pero sin machacar.

Otra mas de la salida

Salimos del pueblo y enseguida enlazamos con la Via verde del Vasco-Navarro, que ya hiciera con Zigor Eguia en su dia en btt desde Vitoria hasta un alto. Y cuando parece que la subida la conocia, nos meten en el bosque, siguiendo un sendero, hundidos en la espesura y frondosidad de los bosques de roble, haya, castaño y otras especies, que se dejan abrazar por la humedad de la blanca niebla que no se separa de las copas de los arboles, aferrada. Una sensacion de bochorno humedo se desata sobre el sendero negro caracteristico de los bosques de hayas tipicos de la zona, en donde al seguir ganando altura, el esfuerzo nos va costando nuestras primeras gotas de sudor. Tras este primer aviso, empiezo a beber cada poco tiempo, a poquitines, pero continuamente un sorbo de sales, y otro de agua.

No pasa 1h cuando ya estamos en la primera cumbre del dia, Itxogana, en donde el astro rey nos deleita con un amanecer de pelicula, saliendo por le horizonte, mientras el mar blanco de la niebla no quiere saber nada de las alturas y continua aferrrandose al fondo de los valles. Un gran espectaculo digno de un dia primaveral, pero ya veremos que esto se convertira en un odioso dia de verano con temperaturas insostenibles.

Nova amaneciendo

Desde Itxogana, a la siguiente cumbre, Indiagana, no pasa mucho tiempo, y es aqui donde nos pasan los txabales de Amurriotrail; el equipo actimel (Imanol, Aitor y Axier); un hasta luego y seguimos a lo nuestro tras cambiar el agua al canario. Muy importante hidratarse, pero mas desalojar. Desde este punto continuamos por pista bien definida hasta llegar al puerto de Azaceta, en donde repongo agua y aprovecho a picar un poco de salado que habia y algo de fruta.

Postureo en el orto

Salimos camino de Arraialde, la siguiente cima del dia, que nos aporta otros 230m+ al marcador, y que damos buena cuenta, pasando tambien por el tercer control del dia. Muy buen ambiente entre la gente de la organizacion, y por lo que vemos va a ser la tonica dominante del dia. Van pasando los km y antes de que la fatiga se nos presente, vamos suplementando a base de barritas, geles, aminoacidos, sales y sandwich de jamon y queso. Tras pasar el Arraialde, tenemos bajada fuerte y larga con un par de buenos repechos que nos bajan los humos, para que poco a poco nos vayamos acercando al km 19, donde tenemos el avituallamiento liquido y solido, en la Balsa Ixona. aqui tengo que parar un poco, tomar mi tiempo, preparar primero el liquido que voy a llevar, despues reponer solidos y finalizar con liquido, antes de salir tranquilos camino de la siguiente cuesta.

No esperamos menos, y es que en cuanto dejas de lado la charca, enseguida volvemos a ganar altura, pasando rapidamente por Almurrain, a mitad de camino del siguiente coloso, el Kapildui, que con su visible antena, no nos deja pasar de largo sin admirar esta joya de la meteo. Despues de pasar el control nos encontramos con un avituallamiento liquido, en el cual reponer un poco de liquidos, que el calor empieza a apretar. Solo nos resta continuar por el bosque, cerrado, que nos protege del sol y su temido calor. Aunque poco nos dura la alegria, ya que los ultimos kilometros de bajada hasta Okina, los hacemos recibiendo los rayos UV.

Bosque, y bastoneo

Llegar al precioso pueblo de Okina es como llegar a un oasis en medio del desierto. Hay de todo, fruta, cafe, liquidos, solidos, dulce, salado, etc. Aprovechamos a preparar un recovery y reponer bien las sales, comer algo de salado y un poco de dulce. Intento no entretenerme mucho, aunque me podria quedar todo el dia alli (ya me conoceis, me gusta comer y beber) Una vez que hemos completado el avitualleo, volvemos a salir del letargo y a poner la maquinaria en marcha. Nos espera otra subida, no sabemos bien si dura, larga o que, pero que es otra subida fijo.

La niebla siempre es especial

Los primeros compases de la misma van a golpe de sol, dejando atras rapidamente la humilde urbe, para volver al mundo de los bosques, aunque no por mucho. Terminamos de ganar altura, llaneamos un poco y cuando nos vamos a lanzar un poco hacia abajo, nos encontramos con un chico en el suelo, que al parecer se ha caido, con grave consecuencia. Preguntamos que pasa y demas y optamos por quedarnos para ver si podemos ayudar. Menos mal que nos dicen que la ayuda esta en camino, aunque aun asi, Nova les deja la manta termica, porque llevan bastante rato esperando. Esperemos que no sea mucho y que ademas puedan sacarle rapido de ahi.

Subir y bajar, esa es la cuestion

Descendemos, nos dejamos llevar y nos dejamos caer, intentando poner un poco ritmo mientras nos vamos acercando al siguiente avituallamiento, despues de dejar atras el Pagogan. Enseguida aparecemos en el Puerto de Betoño, donde volvemos a avituallarnos liquidamente, y desde donde emprendemos de nuevo el descenso que nos va acercando a la siguiente cima. Dejamos el cobijo floral, para dejar que el sol, nos devuelva a la realidad del dia, el calor sofocante que nos deshidrata si no reponemos con asiduidad. Hoy si, voy mentalizado de ir bebiendo y comiendo, y asi se lo hago saber a mi compañero de ruta, Fernan, que tambien de vez en cuando me recuerda el “Has bebido?”. Nos salimos de la pista y cruzamos por la campa de algun pastor hasta ganar el pequeño ascenso y desvio al Lendiz, donde hay un punto de control, y desde donde, ahora si, nos vamos para el Puerto de Vitoria, en donde volvemos a encontrar un avituallamiento liquido.

Pasando cadaveres, jejejeje

Le pido a Fernan que por favor me de unos minutos para repostar tranquilo. No tenemos prisa, no luchamos por el podium, simplemente por llegar, nada mas, y si es sin ninguna molestia mejor aun. Bebo bastantes sales aqui y vuelvo a dejar los botellines al 100%. Aprovechamos a salir sin tampoco mucha demora y hacer frente a la siguiente cima, que tambien lleva buena pegada. Arrieta nos espera, y no tardamos mucho en darnos cuenta de que mas alla del Arrieta, se encuentran las antenas del Zaldiaran y del Busto aun mas lejos. Se hace duro, y mas para mi, que ya voy explorando mi cuerpo. Hemos dejado algo mas de 42km atras, y para mi empieza algo nuevo, desconocido antes, y es que ahora, despues de recorrer la distancia mas larga que habia hecho hasta ahora, me espera otra media maraton. Antes, cruzamos el Puerto de Vitoria, y en el puerto viejo avituallamos un poco.

Pero si son el presi de amurriotrail y de ubietamendi

Con filosofia y buen hacer vamos avanzando, pero no dejo de pensar durante unos kilometrillos en que si voy a llegar o no. De hecho, este tramo, de Arrieta hasta el siguiente avituallamiento, se me hace especialmente duro. Quizá por ser en las horas centrales del dia, y por haber sobrepasado lo que he hecho hasta ahora como maximo en una carrera, asi que mi carrera acaba de empezar, y de la peor manera posible, cansado, fatigado y con la cabeza baja. Menos mal que viene Noba (Fernan), que sino quizá hubiera dejado de dar ordenes a mis patas para seguir hacia delante. Vamos charlando, me despejo, dejo de pensar y de hacerme las tipicas preguntas de cara al fracaso y enseguida estamos en el Puerto de Zaldiaran.

Meta 1

Antes de cruzar la carretera tenemos el avituallamiento solido y liquido. Esta vez mientras voy hablando con Noba preparo comida salada, unicamente salada y fruta (sandia) para meter solido al cuerpo. Ya no tengo el mismo hambre, pero aun asi me obligo a comer para mantener el estomago con base solida de comida. Alguna de las barritas que he tomado no me ha sentado bien y eso lo dejo anotado mentalmente para proximos eventos. Aqui es llegar nosotros y salir Imanol, de Amurriotrail, que tambien le pasa factura el calor; me comentaba que va tirando poco a poco haber si llega.

No tardamos mucho en seguir, y continuar por el infierno; el calor cada vez aprieta mas, y todavia nos queda recorrido por andar, y ademas, ahora tenemos que subir derechos al monte Zaldiaran, caracteristico por sus antenas en la cima. Seguimos por el bosque, pero enseguida cogemos la pista hormigonada que nos lleva directos a su cima. Coronamos por detras de las antenas (mirando a Gasteiz), perdemos un poco de altura, y ya tenemos de frente el siguiente monte, el Busto, con otra antena. Continuamos por la pequeña pista que nos lleva directos por la arista imaginaria que forman sendas cimas.

Meta 3

Antes de acometer el pronunciado repecho por el bosque, nos encontramos en un lateral un chico sentado, medio tirado en el suelo. Paramos a hablar con el, y vemos que no anda muy catolico. Le ofrecemos agua y alguna barrita y gel. Nos comenta que esta mareado por el calor y que en ese momento no esta bien. Le sugerimos que se de la vuelta de nuevo al puerto de Zaldiaran, puesto que seguir en ese estado hasta el siguiente punto de control es mas largo. No obstante, se queda sentado y mejor, despues de tener un rato las piernas en alto. Nos dice que va a llamar a la organizacion para avisar y que se dará la vuelta. Una vez que se encuentra mejor, nos agradece la compañia y nos desea suerta en estos ultimos kilometros.

Deshidratado

Empezamos la subida corta, pero intensa al Busto, siguiendo el sendero dibujado por los mas de 400 participantes que llevamos delante, y enseguida volvemos a conectar con Imanol. Le vemos a lo lejos, y tras pasar el control, comenzamos a bajar juntos; un poco de vacile, que no esta el hombre con humor, y siguiendo el sendero del bosque, comenzamos a coger ritmo. Yo he recuperado con un poco de ayuda (gel) y hemos empezado la bajada suavecito para no terminar de romper las patas. Poco a poco el descenso se hace menos pindio y podemos ir trotando a la ultima cuspide de este precioso recorrido, el Eskibel, que tras su bajada tiene el ultimo avituallamiento.

Con paso muy ligero en los falsos llanos y trotando en las bajadas, vamos pasando gente, y enseguida dejamos atras Eskibel, para bajar a su avituallamiento rapidos y agiles. Yo, al menos, he recuperado bien, y noto que la bajada la hago bastante bien, pero Noba, que no ha sudado, me deja atras con la facilidad de un gamo dejando a atras a su cazador. Alucinante lo de este tio, me deja sin palabras. En mitad de la bajada, llamada de la familia para ver como vamos, que no se ha actualizado la web y no nos localizan…. Todo en orden.

Tarde de toros

Bebo bastante agua y sales en este avituallamiento. Nos quedan unos 4-5km, la mayoria por llano, asi que seguramente si vamos bien, vamos a coger ritmo decente para llegar. Y es aqui donde nos topamos con Aitor, de Amurriotrail, que va a llegar tambien (NutriYon te quiere mogollon!!!!! acuerdate Aitor) Continuamos al trote con paso largo, avanzando mucho y sin molestias. Entramos en el bosque sur de Gasteiz, surcando los senderos de Armentia, y entrando en la Green capital por al lado de su Iglesia de San Prudencio, para llegar a meta por el paseo que nos conduce a las inmediaciones de Mendizorroza.

UN poco de grasa para las articulaciones

Llegada a meta y emocion, mucha emocion; vencerte a ti mismo y sobre todo a tus miedos por estar horas por el monte, tratando de correr. Alegria por haber compartido con Noba esta primera aventura en carreras de larga distancia, aunque sean las “mini-ultras”; y muy contento por haber terminado sin lesiones ni problemas fisicos (salvo los habituales de cansancio y carga de patas) y todo ello gracias al planning que se ha currado Igor Juez conmigo desde enero: Eskerrik asko.

Fueron 10h36min de esfuerzo para llegar en el puesto 383 y 384. Comentar que salieron 945 participantes y llegaron 759. Ademas, llegando a mitad de tabla, y no al final, otro punto a favor y que motiva para seguir disfrutando y sufriendo.

Ya puedo decir que oficialmente he saltado la barrera del maraton, pero todavia queda mucho por hacer, y lo primero será afianzarme en estas miniultras y sobre todo trabajar la cabeza para que no falle, el resto es cuestion de salir ahi fuera y disfrutar.

Meta 2

Eskerrik asko Noba zaren moduan izateagatik. Berriro gustatuko litzaidake 2019an hemen izatea zurekin. Dakizula nire lagun mina zarela, eta asko maite zaitudala.

Anuncios

Amurrio Balmaseda a ritmo medieval

Salimos, 6:40AM

El sol acariciando el Babio

Este fin de semana se celebra en la primera Villa de Bizkaia el Mercado Medieval en su XX edicion. Puestos a ir con la familia, que mejor que madrugar un poco y aprovechar sus algo mas de 30km de separacion para intuir una ruta lo menos asfaltera posible, intentando tocar el maximo de pista y sendero de montaña. A priori el dia pinta bueno, y la ruta visualizada la noche anterior en wikiloc, pues ya esta en el reloj por si me tiene que servir de guia.

Salgo temprano, son las 6:30 pasadas cuando piso el firme y desciendo por las calles colindantes al Parque Juan de Urrutia hasta coger la calle etxegoien, que me lleva directamente a seguir el itinerario de la GR-284 hasta Quejana. Es repeticion de 8 mayos en Orduña, y como si de un capitulo de “The walking dead”, me veo de protagonista en uno de sus escenarios con zombies pasandome por al lado. Puro espectaculo ver los toros desde la barrera.

TRACK: 2017.05.14 Amurrio Balmaseda a ritmo medieval

La GR me lleva por carretera, pista y sendero

Llego a la Ikastola y continuo siempre siguiendo las marcas blancas y rojas, que me llevan al Alto de la Cadena, en donde me toca seguir un tramo de carretera hasta coger el desvio a Izoria, señalizado con un cartel. Esta zona tiene bastante peligro, y quiza los promotores del sendero debieran de velar por la seguridad de los usuarios y buscar otro itinerario, que aunque quizá algo mas duro, fuera mas sano y seguro para evitar la carretera general. Mientras voy pensando esto, me acerco en bajada hasta Izoria, donde me entra la duda de por donde continuar. En el mapa online, marca continuar por donde voy yo, detras de la iglesia, sin embargo me encuentro una señal de camino erroneo por ahi, por lo que quiza se debiera revisar lo que esta en el camino con lo que se pone en los medios de difusion del sendero. Como iba con la leccion aprendida enseguida cojo el camino, que en dicho cruce no esta bien marcado, y es un poco dificil ver la marca de continuidad dentro de la calle.

Entrando en zona boscosa

Muy importante dejar todo como lo encontramos

Hecho esto, el resto de sendero por asfalto perfecto, y al llegar al desvio del mismo hacia pista de grijo tambien muy bien marcado. Paso entonces al bosque que hay bajo el monte Asnos, y por donde transcurre el sendero, primero en un senderito encachado y mas tarde siguiendo la linde con una campa, siempre por fuera de la misma. En esta zona me encontré un mastin que parecia un poni con un collar de madera triangular, supongo que para no pasar la cabeza a nuestro lado y que nos comiera; dicho sea de paso, unicamente me ladraba desde mas de 2m a la valla, yo creo que porque tenia el mas miedo que yo a él.

Esta zona tiene las marcas recientes y es un camino muy bonito que transcurre por el bosque, saliendo a alguna zona donde el sol nos da pequeños abrazos de calor en una mañana seca pero fresca aun. Proseguimos sin problemas por las faldas del Eskoritas y enseguida cogemos el camino que nos devuelve a la carretera de Menoyo, en donde dejamos de lado la GR-284 para proseguir por las inmediaciones de Los Arcos de Quejana, apareciendo en el barrio de Beotegi.

De Beotegi a Retes de Llanteno es un paseito por pista de grijo-hormigon que no tiene perdida, salvo una pequeña “Y” que salvamos sin dificultad gracias a que llevo activado el seguimiento del track en el reloj; si si, en el reloj, ese que muchos decis que es un dineral, que si es de pijos, que si para que lo quieres, que si tal. Y siempre digo que es una inversion, que aunque no lo parezca tiene mucho que ofrecer y que yo voy a usarlo, pues hoy es el dia en que siguiendo un track, le saco partido a esta funcion del reloj.

Seguimos avanzando camino a Quejana

Salgo de la carretera de Retes por la carretera que sube al barrio de Costera (Opellora), un muro de asfalto que da acceso a los habitantes de este barrio y que te pone los cuadriceps y los gemelos a tono. Antes de Costera me detengo en lo que se conoce como Mendeika, donde encuentro un banco con vistas a la naturaleza, y donde poder parar a simplemente contemplar la vida pasar; invertiria parte del tiempo en estar ahi al menos una tarde de sol, con buena compañia, nevera con refrigerio y algo de picoteo, mientras la charla ameniza la estancia. Pero se desvanece rapido, cuando retomo el ritmo de subida, tranquilo y controlado, hasta llegar a Costera, donde nuevamente hago uso del track para no equivocarme en el camino.

Recien levantadas

Pasado Opellora, dejo atras la ultima granja, saludando al dueño, que ya se va, despues de haber realizado el ordeño matutino de sus reses. Continuo hacia delante y no hago mas que escuchar mugir una vaca, que veo al de nada, encaramada en la campa, y mirando al camino. Lo que viene ahora es algo especial, algo que te devuelve la naturaleza, quizá por madrugar, quizá porque te tocaba. Hay un ternero en el camino, posado, inmovil, mojado, no se puede ni mover, aun conmigo al lado, y la vaca se pone nerviosa.

Llegando a Quejana

Habrá que guardar el frontal

Lo primero que pienso es en volver a avisar, pero el señor se ha ido; estoy solo, bien vestido, inmaculado, sin apenas mojar la camiseta, pero esta madre quiere estar con su ternero, chuparle, darle de mamar, insistirle en que se levante; solo me queda coger el ternero y acercarlo a la berja de acceso a la campa. Consigo coger el ternero de la mejor manera posible con las patas en mis brazos, lo muevo hasta la berja. La madre me va siguiendo en todo momento, y me doy cuenta que desde que he llegado no he dejado de hablar con la vaca, como si fuera un toro, o como si fuera otro animal, y siento que la vaca me entiende. Ahora llega la parte dificil, abrir la berja y meter el ternero dentro, sin que la vaca salga o me arrolle; no olvidemos que es un animal, que acaba de parir (aun tiene el ternero el cordon umbilical colgando y la madre la placentra saliendo) y quiere proteger a su vastago. Sigo hablando con la vaca, me incorporo, la toco la cara, la hablo, la pido que se eche para atras…… me hace caso, esta mas tranquila, y procedo a abrir la puerta, se acerca, pero me deja volver a coger al ternero y dejarlo al lado de la puerta. Enseguida se acerca, lo lame, me mira, me lame el brazo, siento que es su forma de agradecer este acercamiento, siento que nos hemos comunicado, siento….todos los liquidos de la placenta en mis brazos, camiseta, manguitos, etc… pero me da igual, con el dia que hace enseguida se seca. Sigo mi camino, satisfecho, contento, feliz….

Otro pasito mas, y seguimos por pista bien definida

Prosigo por la pista, cojo un par de desvios y enseguida me planto en el alto de la petaratxe. Ahora toca seguir la carretera hasta entrar en Artziniega. Creo que despues del reventon de coger el ternero, me merezco un pintxo y un cafe. Y asi lo hago. Pero antes de abandonar el nucleo urbano, relleno los botellines, echo sales y me pongo en marcha camino de La Encina. Me llaman las chicas, que ya van de camino, y entonces aprieto un poco para que me cojan arriba de la encina y asi poder parar en la entrada a un camino. Les habia pedido ropa, pero al final no me cambio, dejo algunas llaves y bebo agua que me traian, pero el resto de material lo dejo, ya que lo llevaré en el proximo evento deportivo oficial.

¿Inversion o gasto injustificado?

Unas se van a ritmo de caballos en la calesa, y otro que sale al trote nuevamente camino de la Villa. Ahora toca un tramo de carretera hasta llegar al desvio para Arza, en donde la idea es subir por la zona del Encinal hasta el Arbalitza, y de ahi tirarnos por la norte de nuevo en caida para Balmaseda. Pero el tiempo me aleja de esta realidad, que para cuando llego al desvio, continuo de frente por la carretera, dejando de lado el desvio al pueblecito de Orrantia y siguiendo en subida hasta Antuñano. El motivo no es otro que ganarle 1h al reloj para conciliar mas tiempo, sacrificando parte del itinerario por montaña y haciendolo mas sencillo y directo por la CL-620. En menos de 1h ya vislumbro la parte mas oriental de la Villa, con su campo de futbol y su bidegorri, del cual hago uso hasta el Puente Viejo de balmaseda.

Espectacular, con vistas a Peregaña

Cruzo el puente y me mezclo con el gentio que se da cita en el Mercado medieval, decido

Un macho dotado

no correr, sino andar rapido, agilizar movimientos, realizar un continuo slalom de gente, cochecitos, niños y adultos, que se suman a los puestos de los mercaderes y que hacen que tengas que esforzarte por mantener el ritmo y la concentracion de no empujar a la gente, ni tampoco ser empujado.

En un tris ya estoy en la Plaza San Severino, donde detengo el crono, saco la foto de rigor, y seguido voy a ver que pasa por los alrededores. Doy cuenta de un cañon de cerveza con limon que devuelve jugos a mi boca para comunicarme con la gente.

Una vaca recien parida y su ternero fuera del terreno

Hoy he llegado bien, sin cansarme demasiado, sin forzar lo mas minimo, disfrutando mucho de la mañana, del entorno de la primera mitad del recorrido, y dejando pendiente las laderas sures de los montes de Santxosolo, que seguro mas adelante recorreré.

Ahora toca asearse, como en la actualidad, no como el medievo, y seguido disfrutar de la familia, el ambiente, las calles y callejas, los puestos, los colores, gentes y olores……

Hasta la proxima

Mas fotos:

Ternero recien parido

Despues de acercarselo a su vacamadre

Recompensa en Artziniega

Seguimos por el casco historico de Artziniega

Santuario de La Encina

Vistas hacia el noroeste, zona de San Pelayo

Skyline Santxosolo

San Severino

Recovery de cebada

Pasando por NutriYon

RunelaTrail 30k. De perroflauta a disipar las dudas y miedos

Llega el dia; tercera muesca del año, y una vez mas no cumplo con lo que tenia previsto, pero si con al menos la version corta de esta carrera. Apuntado desde enero a la RT70, tenia ilusion por empezar con el salto de maraton a ultras pequeños de este estilo, y para ello habia puesto un par de carreras entre

Photocall temparanero

medio, una en marzo, la Mugagabetrail, y otra en abril, la de CXM Miranda, pero un pequeño problema de salud me aleja de conseguir ponerme en la parrilla de salida a las 7:00AM.

Muy acertadamente y siendo consciente de lo que pasa, 15 dias antes de la misma solicito via telefono y via mail el cambio a la RT30; la atencion por parte de la organizacion en ambos sentidos es genial. Toda la gestion se realiza muy rapido, sin poner problemas, incluso facilitando que hacer y como. El detalle viene al dia siguiente, cuando me informan de que se me ha devuelto el dinero d

Con Fernan de Terapiat, un crack

e diferencia de inscripcion de una carrera a la otra; quiero resaltar este asunto, porque en mas de una carrera el negocio lo tienen aqui y nos venden la moto de que “el sistema no me deja”, o lo tenemos subcontratado o…… Aqui tambien va a traves de una plataforma y rapidamente se solucionó el asunto.

Salida de RT70, Iñaki Isusi

Madrugon del bueno, 04:00AM suena el despertador y las 04:35AM salgo camino a Pedrosa de Valdeporres con un integrante de Amurrio Trail Taldea, Iñaki Isusi, que se va a marcar hoy los 70km de la larga. A eso de las 05:40 estamos a unos 8-10km de Pedrosa y el coche de delante nos hace unas señas para parar (suponemos que tambien van a a la carrera). Asi lo hacemos, y nos comentan que vienen de Eibar y que andan sin combustible. Aparcan en una gasolinera y podemos llevar a 2 de los 3, y justo pasa otro vehiculo que lleva al otro chico. Pero la anecdota es que despues me entero que el otro coche es de mi amigo Fernando Alonso (el de formula1 no, el de Terapiat’) que tambien se va a meter los 70k.

Bolsa del corredor y dorsal

Anecdotas a parte, vamos con lo que nos acontece. A primera hora fotos de rigor en el photocall, ya que no hay gente aun, y dejamos los deberes hechos. Volvemos al coche, recojo todas las bolsas, ya que no volveré a Amurrio con Iñaki, sino que ire a Zalla con Jakobe y compañia. Una vez he dejado las bolsas, me acerco con el resto de personas a la parrilla de salida a las 07:00AM que es la hora fijada por la organizacion para los de 70. Verles salir y de seguido ir a tomar un cafe, recoger las bolsas, preparar los bartulos, la motxila, los botellines, etc. La rutina de antes de carrera hasta que llegan los amigos de los Runner Mice del pueblo.

Antes de la salida con la familia Runner Mice

Con todo listo y a falta de 20min, ya vamos para la salida donde seguimos viendo gente, saludando amigos, riendo, vacilando y soñando, soñando con que las piernas nos lleven hasta meta, soñando con volar por el recorrido, con atravesar el ventanon levitando, al fin y al cabo, soñando….. Ultimos minutos, colocar todo en su sitio, poner reloj a punto, escuchar los animos del speaker y del publico que nos hace el pasillo nada mas salir.

Nada mas salir, primeras campas

O no me fijo bien o es que no hay los fuegos artificiales, al igual que en la RT70, pero es lo de menos. Salgo tranquilo, intentando ir con Jakobe, pero es imposible, si no se cuela uno, te llevan otro para delante y al final nos separamos. Los galgos ya se dispersan y el gusano de carrera se empieza a estirar y a ponernos a todos en nuestro sitio. Hace calor, asi que habrá que dosificar para el ultimo tercio de carrera y llegar sin calambres y con algo de energia para poder tirar, y esta vez espero poder cumplir.

TRACK: 2017.05.06 RunelaTrail 30k

Que lejos queda el Ventanon

Despues de salir del pueblo y dejar de lado el asfalto, el firme cambia a sendero, para despues convertirse en campo a traves, siguiendo las marcas, atravesando campas, pastos que de otra manera seguramente no gozariamos de pisar. Y antes de darnos cuenta y de haber calentado lo suficiente alzamos la vista, vemos nuestra puerta al cielo, la llanada nos espera, solo tenemos que ganar los algo mas de 200m de desnivel que hay hasta ella, pasando por la puerta de enlace con los dioses.

Cada vez mas cerca

La trepada hasta el ventanon se hace dura, menos mal que entre todos, frenamos un poco el ritmo mientras uno se resbala, otro para a ver el paisaje y coger aire, a alguno se le suelta el cordon y otros simplemente esperamos nuestro turno, a estas alturas el podium ya hemos visto como es cuando hemos cogido la bolsa del corredor, y no nos hace falta volver a verlo ni subir (jejeje) Superada la zona boscosa de la subida, se nos abre ya el famoso “Ventanon”, en donde encuentro a Edu (Fotokirol) y Alex (Tuga Norte). Un breve saludo, vaciles buenos en plan que si vienes silbando que si no estas ni mojado; y razon no les falta, puesto que el ritmo de subida ha sido comodo y sin forzar.

Ya estamos arriba, menos mal

Una vez ganado el ventanon, y sin dar tregua a que se repongan las patas, empezamos a trotar en bajada hacia el primer avituallamiento liquido, mientras vamos viendo otro obstaculo a salvar, el Cerro de la Mula y la Brecha de la Llosa, por donde trancurre el itinerario. Antes repongo agua, sales y demas. Me encuentro con Marro, que tiene alguna molestia en rodilla y trotamos juntos hasta la siguiente subida hacia la brecha mencionada. Cada uno a su ritmo va ganandole metros a la montaña, y enseguida nos metemos en el sendero que nos lleva a un paso que hay que realizar con la escalera que han subido a tal fin. Es un senderito impresionante que se ciñe cual costura, enlazando la falda herbosa de la montaña con la roca dura de la misma. Me recuerda mucho al itinerario de lo que llamamos Via Ferrata del Ungino, pero mas sencilla. La escalera le da un punto, viendo la pendiente de la canal que subimos.

Hasta luego

Salidos de las tinieblas, el sol nos vuelve a dar un abrazo y de mientras que empezamos el descenso, que casi casi nos va a llevar hasta Puentedey, aprovecho para picar algo y seguir hidratandome. El descenso inicial lo hacemos por la loma, practicamente horizontal, hasta que nos desvian hacia la ladera norte, agreste y con cayuela muy suelta que dificulta el descenso. Enseguida llegamos a un pequeño colladito, en donde enlazamos con la GR-1, que se mete de lleno en el Barranco de la Mata, hoy sin apenas caudal, y que vamos comentando que si hubiera llovido, otro gallo hubiera cantado en este tramo. Salimos del barranco en Quintanilla de Valdebodres, para luego abandonar la carretera y volver de

Vamos para alla arriba

nuevo a firme salvaje, siguiendo un caminillo, que nos lleva hasta el rio de sobrepena, en donde nos armamos de valor para no caernos al cruzar el lecho del rio. Nos acercan de nuevo a la carretera, que cruzamos vigilados siempre por personal de la organizacion para evitar atropellos; y de aqui vamos directos por el Barranco de la Mea hacia su cascada, hoy con un pequeño hilo de agua, y que pasamos por debajo. Muy curioso este salto de agua, puesto que la zona en donde cae el agua, parece un deposito de roca que a medida que mas agua cae, mas grande se va haciendo y no a la contra.

Saludos lectores

Arriba, vamos a la sombra

Esa escalera que no falte

Salvamos esta zona, para llegar a Puentedey, cruzar su mas fotografiado elemento, un tunel de roca natural tallado por el Nela a su paso por esta localidad, y que ha servido de escenario para muchos objetivos de fotos, carreras, martxas y otros eventos. Y de nuevo me topo con el equipo Tuga-Fotokirol, que me paro a saludar una vez mas, y que me siguen vacilando, cosa que me tomo a bien y que sirve para seguir motivado. Enseguida callejeamos un poco y nos damos de morros con el avituallamiento solido-liquido, donde me tomo algo mas de tiempo en comer bien, sobre todo fruta fresca, con bien de nectar, algo salado, que para dulce ya estoy yo (jijiji), reponer bien de liquidos, y ademas preparar otro botellin de sales. Me alcanza Marro y de mientras que repongo charlamos un poco.

La salida del avituallamiento es dura, con una pendiente fuertisima a traves de una pedrera que recuerda a las tipicas canales interminables de Picos de Europa o Pirineos. Pero una vez superada este 7a+ a vista, volvemos a toparnos con un camino que txino-txano nos va llevando de nuevo hacia arriba. Es el camino del Rojo, que nos pasa por al lado de su cueva y que finalmente llega a la zona cimera, en donde volvemos a trotar a traves de zonas recien desbrozadas, limpias y que enseguida te devuelven a un bosque bonito, con mucha hojarasca, donde poder trotar a gusto con alguna subidilla leve, y siempre picando para abajo. En algun momento de esta travesia, los gemelos me avisan de que no fuerce y sobre todo que beba aun mas liquidos y sales, que sino enseguida llega el del mazo. Y antes de llegar a LEva, ya he dado buena cuenta de los liquidos mios. Aun quedan unos km para el avituallamiento, pero es necesario seguir hidratando.

Por el barranco

Atras queda Leva, y ahora volvemos a ganar un pequeño promontorio que mas tarde en zona mas bien llana con algun que otro altibajo, nos va acercando al ultimo avituallamiento de la carrera, sin contar el final. Repongo liquidos, charlo con los alli presentes. Otro 10 para la gente del avituallamiento de Villavés, que como en el resto, se presta voluntaria para ayudarte a rellenar, comer algo, ponerte o quitarte la motxila, cualquier cosa que necesites, ellos van a hacerlo sin decir nada, y eso se merece un GRACIAS, minimo.

Cascada de La Mea

Bajo la Cascada

De Villabes a Quintanabaldo, el camino es sencillo, aunque tenemos que superar una pequeña pendiente, luego es correr para abajo hasta llegar a la antigua via del tren, hoy en desuso, y que seguimos por sus piedras y cantos hasta salir a cruzar el puente que nos da acceso al pequeño pueblo de Quintanabaldo, en donde ya visualizamos el ultimo escalon del dia, el que puede llevarnos a la gloria o ponernos la zancadilla que no nos deje levantarnos.

Animos del equipo Tuga, los Benito brothers

Uff, cruzamos el pueblo ya con bastante calor, y los pies algo recocidos, sudando algo de sales, pero da igual, hay que seguir bebiendo. Esta zona nos mete de lleno en un pequeño barranco, el de La Tejuela, que nos vuelve a depositar en el altiplano. Antes deberemos superar un tramo de bosque lleno de raices, atravesar una pequeña pedrera, para volver a atravesar un itinerario dotado de cuerda, por su peligro de caida, y alguna zona mas boscosa, con una pendiente muy pronunciada. Me he armado de energia instantanea para acometer esta ultima subida con exito, y parece que lo consigo. Mientras voy ascendiendo llego a un grupo de 4, que sigo durante unos metros, hasta que progresivamente me van dejando pasar, y la subida la afronto con energia, con ganas de darlo todo, de recortar y no de penalizar como otras veces.

Hacia Leva

El itinerario en este barranco, serpente

Pedrera de la Tejuela

a mucho, pero gracias a la labor de la organizacion, es practicamente imposible perderse. Salgo a la parte superior, en donde llegamos a una pista, ahora el terreno es horizontal, y aqui me encuentro un chico con algun problema en las patas. Me paro, le pregunto, me asegura que esta bien, se lo vuelvo a preguntar, si necesita algo, y me dice que solo necesita descansar un poco y seguir. Lo de seguir lo hago yo bien, que continuo en carrera continua hacia la ultima bajada del dia, y que nos lleva directamente a la meta, o al menos eso creo.

Tras un tramo en ligera pendiente decreciente, donde se puede ganar algo de velocidad, nos asomamos a un precioso balcon del pueblo, en la conocida zona de La Dehesa, justo por encima de la estacion de santelices, y desde donde podemos ver todo el municipio de Pedrosa y sus lindes naturales cortando el cielo como si fuera un skyline natural. Se intuye el descenso por debajo de la linea natural que forman las faldas de la montaña, verdes, con el color mas grisaceo de la roca que emerge de las mismas vertical hacia el cielo. Veo un corredor que va unos 300m por delante, y me digo que igual le puedo coger aun.

Comienzo el descenso suave, a buen ritmo, sin forzar, pero procurando mantener un ritmo constante. Cuando consigo hacerlo, acelero otro poco, dentro de lo que me da el cuerpo (ya se que no soy Usain ni Kilian) y en algunos momentos parece que me acerco al chico de delante, pero cuando llega el momento, me doy cuenta que no, que era un “parece que” y volvemos a lo mismo; asi que sigo esforzandome y procuro subir el ritmo, aunque a veces me resulta dificil. Y poco a poco nos vamos acercando por el bosque hacia la urbe.

Pedrosa por fin, bajar, bajar y bajar

Voy viendo que llegamos a la zona donde habiamos aparcado y me relajo un poco, pero me doy cuenta que nos meten por la antigua via del tren, y eso supone una recta interminable para luego volver a meta, y todo esto para evitar cruzar la carretera, muy acertadamente. Asi que toca recuperar ritmo, esta vez mas rapido, que parece que he recuperado algo las patas, y enseguida veo que recupero distancia con el chico de delante, pero al virar de nuevo al sur y volver a encaminarme hacia meta, veo que no le voy a coger, aun asi, sigo a tope. Entro en la recta de meta, la gente aplaude como si fuera el primero, y eso se agradece y mucho. Por fin sale tu nombre en los altavoces, paras el crono, y ya esta, otra mas a la saca

Años despues, nos volvemos a ver

Contento, exhausto, sin aliento, y a pesar de haber bebido mas de 3L de agua y sales, deshidratado. Foto de rigor en la meta y de seguido a ducharme, no sin antes recuperar un poco de liquidos a base de zumo de cebada fermentada. Eso si, duchar antes de comer, que asi ya estoy cambiado. Me encuentro con gente, conocidos, amigos, finishers, retirados, etc y ahora si todo es una gran fiesta, con mejor ambiente, si cabe, de lo vivido hasta llegar a meta.

Comida buffet

Al volver a la realidad, llego a Zalla, a cuidar a mis hijas, Vera y Ayala que hoy no han podido venir a meta, al igual que la celebracion que nos acontece.

1 año sin ti, que aunque parece que no estas, te tengo mas presente que nunca, recordando buenos momentos, y no hay mejor manera que celebrarlo que en el monte, como te gustaba verme, y hoy estoy seguro que me has dado alas en algun momento de bajon.

Porque no, una vez sacar a la clasificacion

 

2011.12.08 VIA FERRATA ROC DE QUER Y CANAL DE LA MORA

2011.12.08


ROC DE QUER Y CANAL DE LA MORA

ROC DE QUER
Un maravilloso jueves festivo nos espera. Ilusionados porque hoy nos toca hacer un par de vias que tenemos pensadas. Una es el Roc de Quer y la otra, Cortals D’Encamp, que no la vamos a dejar sin hacer. si todo va bien, subiremos por Roc de Quer e intentaremos bajar por la via contigua, Canal de la Mora.

Descripciones de las vias e informacion:

– Roc de Quer: http://www.deandar.com/ferratas/via-ferrata-roc-de-quer
– Canal de La Mora: http://www.deandar.com/ferratas/via-ferrata-mora

Nos despertamos como siempre, con nuestro amigo Mikel, que como buen currela, hoy no le toca curso, sino ir a trabajar y ver que tiene, que no es poco, con la poca nieve que hay. ANIMO!!!!!
Decidimos remolonear un poco, porque hace frio matinal y la pared donde vamos se va a calentar pronto, ya que tiene orientacion sur sudeste. Tampoco es plan de ir alli con toda la pared helada y congelarnos las manos en mitad de via….asi que a las 9 nos ponemos en marcha.
Para las 9.30 aparcamos en el parking orientado a personas que vamos a hacer estas vias a pie de carretera. Nos cambiamos y a eso de las 10.15 (esperamos un ratillo a que calentara un poco mas) nos ponemos en marcha.

Desde la carretera, primer obstaculo
Primera pared

Comenzamos a subir el primer tramo, donde saliendo, y teniendo precaucion al cruzar la carretera, empezamos una pequeña pared vertical que salva una altura que nos conduce a las defensas anti-avalanchas.
Me fijo que Piter, parece que hoy no anda muy catolico, asique tendremos que estar hoy mas pendientes el uno del otro. Es nuevo para él, el hecho, de que el camino no este, digamos, “totalmente equipado con grapas”, por lo que veo que se le va dificultando la tarea.

Travesia de camino

Detalle de equipamiento para rapelar, y asi a lo largo de toda la via

Una vez pasado esto, tenemos una cadena que nos lleva a empezar el primer tramo de grapas, donde al final de este tramo nos daremos cuenta de que las mismas estan separadas, y tenemos que fijarnos en la orografia de la pared para buscar apoyos y asegurarnos en los cambios. Esto hace que la dificultad para gente no acostumbrada se multiplique de manera exponencial.

Travesias combinadas con tramos  equipados

Una vez superado el tramito, nos paramos un rato entre las defensa a hablar un poco, y es ahí donde noto que hoy el pie izquierdo de mi compa está a tope….finalmente, despues de un ratin hablando y viendo como podemos ir superando los obstaculos, continuamos para arriba.

Tramo equipado

En poco nos presentamos en el grueso de este primer tramo, una pared de unos 20m de desnivel que al final posee una presa de escalada y unas grapas bastante separadas, que hacen que nuestro cuerpo se estire como un escalador. Superado el tramo, me aseguro con la baga auxiliar y le animo a Piter, pero cada grapa que sube, mas complicado se le hace y le veo que se empieza a agobiar.

Presas de escalada

Llegado a mitad de pared me comenta que no está disfrutando, y tras mirar el reloj y ver que casi llevamos 45 min par subir ese tramo, optamos conjuntamente en descender ahora que estamos a tiempo.

Bajamos a la reunion, bebemos agua y nos tranquilizamos. Intentamos dejar la mente en blanco, y de mientras, como estamos en una reunion, preparo el cordino en doble para hacer un rapel. Tiro cuerda y veo que vamos a tener que parar a mitad de pared, pero mejor que andar descendiendo por los escalones.

El paso horizontal en el aéreo

Bajamos en 2 rapeladas hasta la altura de las defensa antiavalancha y alli nos cambiamos y hablamos. En un momento, veo por el rabillo del ojo que el chico que por la mañana subia por esta via, esta bajando por el canal de la mora. Piter me anima a su vez para que haga esta via, que no me quede con las ganas, que el estará bien y que si eso se va a andar o me sube a buscar arriba. Pero le animo a que le pregunte por el estado y dificultad del Canal de la Mora, y que se anime en solitario a intentarla hacer, ya que habiamos visto que era facil.

Antes de la pared dificil

Al final, despues de un rato cambiandome y preparandome, vuelvo por donde hemos rapelado y comienzo a subir, con energias renovadas y dispuesto a merendarme esta via ferrata.
Paso el primer tramo y llego a un altillo que me situa en una zona donde siguiendo el camino y el cable unos minutos, poco a poco voy ganando altura siguiendo el sendero y algun tramos de roca equipada con grapas.

Vista de Pas de la Casa al fondo

Este tipo de travesias combinadas con tramos verticales, no dificiles, me van poniendo cada vez mas cerca del famoso tramos aereo-desplomado, que hace de esta via algo mas importante de lo habitual.

En medio del tramo dificil, el aéreo

Termino un ultimo tramo de sendero, y me planto en la roca donde va a dar comienzo lo bonito de la via, ya que mas duro que ir subiendo por senderos y trepando por la pared, difruutando y a la vez sufriendo por la rapidez con que subo, hacen que tenga que parar un momento a echar un trago de agua y descansar un momento.

Mirador de Quer

Despues del inciso, empiezo suave suave el tramo, ya que las alturas no me gustan ni un pelo, y menos zonas aereas, donde, literalmete, me hago caquitas. Continuo subiendo hasta llegar al tramo donde nos situamos en una ligera inclinacion positiva que me permite obtener un par de fotos antes de pasar el desplomadillo aereo. Y tanto que aereo, ya que si miramos hacia abajo, vemos la carretera bien pequeña.

Antes del mirador, travesía

Superado este tramo, la ferrata continua combinando algun otro tramo con escaleras junto con travesias equipadas con cadenas para facilitar la progresion hasta que nos situamos en el mirador del Roc de Quer, despues de 1h15′ de subida.

Hitos de bajada

Disfrutando de las vistas, y despues de la foto de rigor, sigo en marcha, ya que ahora me toca ver donde esta Piter y juntarnos para realizar la bajada. No le veo por ningun lado, hasta que, suena el telefono y es el, que ya ha terminado, pero esta mas abajo asi que empiezo el descenso hasta encontrarme con el y descender ambos juntos mientras vamos comentando nuestras impresiones.

Primera bajada fuerte

Me comenta que su via discurre por el interior de la canal, que es muy facil y bonita. Que tiene un punto donde podremos elegir un tramo equipado que lo ponen como mas dificil, y que lo ha intentado pero que no se veia con ganas, asi que en el 2º peldaño no ha seguido por ahi, sino que ha continuado progresando por donde le ha placido hasta que ha llegado al cartel que nos indica la bajada y nos hemos juntado; por lo que veo, está algo excitado y le veo con ganas de mas.

Cuerda para destrepar

Mientras bajamos y llegamos al coche, ya estamos haciendo los planes para comer algo y dedicar la tarde a hacer la via ferrata de Cortals D’Encamp, por lo que, este año no nos vamos a quedar con las ganas de hacerla en otra visita.

Al lado de la carretera

2011.12.07 ESQUI EN VALLNORD

2011.12.07
ESQUI EN VALLNORD
Sector Arcalís
El dia anterior, despues de llegar a casa a las 20.30 de la tarde, cansados, pero contentos porque finalmente pudimos comer unas “bravas y cañas” en el bar del parking de El Tarter.
Aquel bar, donde parabamos antes de ir a casa a tomar unas “Paulaner” y un cigarrito en los bancos de fuera, ahora es un local nuevo, puntero, con musica ambiente, house, minimal que le da un aire fresco y renovado (despues de hablar con el encargado, creo que en febrero nos vemos … DJ’s, gogos y performance prometido)

Salimos de El Tarter sobre las 8.15, con el miedo en el cuerpo, porque vamos a llegar sobre las 9.00 y no sabemos si nos quedará algun forfait. Despues de pasar el Coll D’Ordino, Ordino y dirigirnos hacia Arcalís. Tras pasar Ordino, nos encontramos solos en la carretera, y tras 15 minutos conduciendo sin coches, nos preguntamos, ¿seremos los ultimos? Recordar que la estación ha limitado los forfaits a 2000 personas, por lo que igual la gente se ha preocupado.

La sorpresa nos la llevamos al llegar al pie del telesilla La Basera, donde aparcamos para comprar los “forfets” al precio de 30€ (un poco excesivo para lo que hay abierto, pero algo mas barato que lo habitual) Finalmente nos comunican que no intentemos subir aun al parking de La Coma porque hay algo de hielo y nieve en la calzada.

Cogemos el telesilla La Basera, DE LOS PRIMEROS, ya que fiel al dicho de estos ultimos años, “la gente ya no madruga par esquiar”, y eso se nota, ya que cuando nos vamos acercando al mediodia, se empieza a notar la afluencia de gente.

6 bajadas seguidas, nos ponen en las 12.30 de la mañana y necesitando una tregua a nuestras piernas, algo cansadas del dia anterior. Parada tecnica en la cafeteria de Les Portelles, a 2550m; un par de cañas por cabez, unas patatas y un hot dog son suficientes para saciarnos y poder continuar la jornada.

Para las 14.30, llevamos 9 bajadas y estamos pidiendo la hora, aunque finalmente realizamos 13 o 14 bajaditas seguidas, las 2 ultimas llegando con las piernas a flor de piel. Al final nos despedimos de un bonito dia de esqui, soleado y sombrio a eso de las 16.30, muy contentos, sobre todo Piter, por haber estrenado sus “tornados”, aunque no los dejo en buen estado al final del dia, ya que alguna piedrilla hizo de las suyas en las suelas de los usuarios en general.

Y como tenemos tiempo nos fuimos de compras a Andorra La Vella, pero no compramos nada, aunque la chaqueta TNF Point Five Jacket probada en el G II, cada dia la veo mas cerca de mis hombros.

Un pequeño video de la actividad

Esquiando en Vallnord (youtube)

UN SALUDO Y BUENAS ESQUIADAS