Ubietamendi. Turroi eguna 2020

Y otro año mas que nos toca disfrutar del final de año y del inicio con mi familia, por lo que toca despertarse a horas normales y subir con el coche hasta un punto y poder hacer un recorrido asequible a las jefecillas.

Con aitite de ruta

Al final amatxu no puede venir con nosotros, por lo que aitite sube en el coche hata un poco mas arriba de la magdalena, a decir verdad, al paso canadiense. Nos abrigamos lo justo para luego no quedarnos frios, tapamos cuellos, guantes y gorro. El frio mañanero sigue estable frente al sol que no puede ganarle la batalla al mercurio en esta jornada fria y soleada.

Son varias las personas que nos van pasando, bien con calzado de senderismo-trail, bien con las bicis; todo el mundo de buen humor, se oyen risas, batallitas, fanfarronadas y en nuestro caso, intentamos, buscando animales, aviones y otras referencias, el mantener distraidas de la caminata a las señoritas que hoy suben al Ubieta (o Zipar).

Cada uno sube con lo que puede

Seguir la pista no tiene ningun misterio, a un paso tranquilo, pero sin pararnos. Llegamos al cruce que va para Larrea. Nosotros seguimos por el inmaculado hormigon que llega hasta las antenas que dan nombre a este monte. Enseguida llegamos a la cima, casi justo a la misma hora que acaba de llegar el Presidente del Club Alpino Ubietamendi, que organiza hoy este Turroi Eguna, que año tras año gana mas adeptos, y cada vez se ven mas jovenes con su progenie. Esperemos tener cantera y saber cuidarla para continuen lo que empezaron otros.

Cima con la familia Novales Galindez

Una vez en la cima, foto de rigor con la familia, con los “novales” (que hoy vienen los hermanos), otra con el Presi, y notando el vientillo “cabron” que sopla, nos vamos directos al refugio, donde ya se congregan montañeros/as mayores y no tan mayores a dar buena cuenta de todo lo que se pueda comer en un refugio, menos turron (yo al menos no le veo).

En la parte no guardada del refugio

Panceta, chorizo, lomo, pan, vino, botas de vino, champan, cava, agua, isotonicos, etc con toda clase de liquidos y gastronomia de dieta que consiguen sacar una sonrisa hasta a las mas pequeñas de mi casa. Es un placer ver a la pequeña degustar pan con algo de lomo, y queso. La mayor es algo mas reacia, pero al final tambien cae algo. Un trago vino de la bota todos los años no puede faltar, saludar a esa gente que ves por la calle, o que las veo cada 2 años (un año si y otro no me toca en zalla) en este mismo evento.

La cocina

El retorno al coche despues de sacar la foto oficial es bastante sencillo y lo realizamos bastante rapido, aunque las pequeñas ya estan un poco cansadas de tanto festejo, saludos, abrazos y demas menesteres que aitite y aita han estado dando. No pasa nada, volveremos dentro de 2 años para ver que pasa.

Feliz año, Urte berri on a todo el mundo. Espero que el 2020 sea al menos un poco mejor que el anterior.

Mas fotos:

La primera cima del año

Con el Presi de Ubietamendi

Foto de grupo