Aldea de Elexazar y casa derruida del Olentzero

Una vez mas, aprovechamos los beneficios de la pandemia para seguir conociendo lo que nos ofrecen los limites municipales; esta vez, aparcamos en el parking de la subida de Onsoño-Aldama (ojo, que al estar enclavado en el Parque Natural Goikomendi-Kuxkumendi, se necesita permiso especial) pero no nos dirigimos hacia Peña Negra sino que, continuamos por la pista hormigonada que pasa por debajo del Alto de Bidabe y las laderas de Erroiatx.

Casa de Olentzero

TRACK: 2021.02.14 Aldea de Elexazar infantil

La visita de hoy parte del mismo punto que la realizada hace 1 semana, desde el parking anteriormente mencionado, nos dirigimos por la pista hormigonada con direccion norte para mas tarde ser nor noroeste. Nos plantamos en el cruce que nace a nuestra derecha (en sentido de la marcha) y por ahi llegariamos a Peña Negra, pero hoy nos apetece caminar con las pequeñas para hacer una visita cultural-natural a la Aldea de Elexazar.

No quiero entrar en mucho detalle, porque el camino es bien sencillo. Es continuar la pista que tiende a bajar y llanear casi todo el rato, hasta que le ganamos algo de altura a un par de repechos y nos plantamos en una bifurcacion, perfectamente definida por la señaletica de los senderos PR homologados por el Ayuntamiento de Amurrio no hace mucho.

Muy didactico esto de ir al monte

Continuamos, ahora ya por terreno no hormigonado, y en un par de cientos de metros encontramos la excavacion de la Aldea a nuestra derecha. Cruzamos por el paso habilitado para «peatones» y de mientras que dejamos que las pequeñas le den a la imaginacion y exploren, aprovechamos a hacer el hamaiketako, un poco resguardados de los bufidos de Eolo, que no nos da tregua.

Vamos a buscar tesoros

Con el solete azotandonos la cara, bien a gusto nos quedariamos un rato mas, pero es hora de comenzar el retorno, que ahora nos espera mas tendiendo a subir, al menos hasta el cruce con Peña Negra. Desde aqui, podriamos subir por «la terminaitor» a Eskorla y volver por arriba, pero queremos hacer una visita para ver la casa de Olentzero tambien.

El retorno cuesta algo mas, pero entre unos y otras, conseguimos superar los desniveles; pasamos por al lado de los coches, y continuamos para afrontar la ultima subida del dia, hasta Goikomendi y la Casa de Olentzero, donde nos encontramos, con dicha casa asolada y el tejado caido (suponemos que dado que su estado, antes de las nevadas, era precario, con lo poco que ha caido y los vientos, pues ha terminado por sucumbir a la gravedad)

Como lagartijas al sol. Menudo vientito

Vuelta al coche, algun que otro «dulce premio» y nos volvemos para casa, justo a tiempo para calentar la comida, degustarla con ganas, y mientras que yo me marcho por la tarde con la btt a la misma zona, dejo descansando el rebaño, viendo una peli.

Esperemos que la normativa vigente de movilidad cambie y podamos seguir disfrutando, pero no solo del limite municipal, sino del colindante tambien, que ahi se nos abren muchos frentes tambien.

Eskerrik asko!!!!

Galarleiz y el lobo siempre
Respirando aire sin filtrar, que placer!!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s