Enkarterri Short Trail. 20k y +1200 para ponerme en mi sitio

Este año, tal y como se anunciaba en la redes sociales de la carrera, volvia con la idea de batirme, otra vez, a mi mismo en el Maraton, pero una gran temporada de innivacion y, no neguemos que tampoco me he dedicado a correr, sino a tocarme la vaina, que es lo que me pide el cuerpo, iban a ser factores determinantes para acortar mi sufrimiento a la mitad. Y que acierto!!!! Llamada con mas de 1 mes de antelacion al “txato” de Zaramillo y cambio 45k por 20k, y haber que tal se da.

Llegada con tiempo para calentar motores

Con este cambio, cambia tambien la logisitica de casa. Saliendo a las 09:00 y planteando unas 3h, posibilidad de llegar a las 12:00, buena hora para que me puedan ver, por primera vez mis 2 hijas juntas: Vera de la mano y Ayala en brazos o de la mano tambien; es la foto que quiero, y que mejor que tener la primera en una carrera de Enkarterri….

EN movimiento con Oscar

Pues nada, el dia anterior, el viernes 6 me acerco con Vera a Zaramillo a coger el dorsal y como no, pasar media tarde en los columpios; pero que ya veo que no soy el unico que ha pensado lo mismo, puesto que se ve gente como yo. Enseguida nos vamos a por Ayala a Zalla, otra sesion buen de parque y a dormir a casa de amama, en Zalla. Hoy amatxu descansa de hijas y sobre todo de marido.

TRACK: 2018.04.07 ENKARTERRI SHORT TRAIL

Llega el dia, y ahi que voy y la misma dinamica de siempre. Aparcar, preparar el material, eleccion de ropa a llevar, ultimas dudas con la motxila o el portabotellines, y finalmente, mejor la motxila, que hoy toca beber bien de agua. Ropa la justa con un cortavientos en la motxila por si las moscas, un buff y la gorra; no creo que hagan falta las gafas. Se me olvida el portadorsales, asi que toca usar los imperdibles.

Encarando ultima parte al Eretza

Me acerco a meta y de camino, cafecito para meterle cafeina al cuerpo, que aunque Ayala me ha dejado descansar, no ha sido de continuo. Y enseguida en meta, se empiezan a dejar caer las y los corredores de hoy. Entre todos, conocidos, amigos, saludos, abrazos, chistes, risas y el previo de la carrera que minutos antes nos da Oscar, que parece un monologo del club de la comedia: que si marcas rojas y blancas por aqui, que si amarillas  negras por alla, que si esto y que si lo otro…… Al final salimos a ver lo que pasa.

Nos juntamos unas 120-130 personas en la salida que con 1minuto de retraso nos dejan partir bajo el interminable “bip-bip” de los sensores de los dorsales para la toma de tiempo. Como siempre, hasta llegar a la curva, al trote, despues empezamos a andar, correr, andar otro poco y vuelta a correr.

Eretza

Enseguida nos metemos al bosque, dejando atras la pista de hormigon, y vamos progresando, ganando altura, hacia el Eretza, que es el punto mas alto de la jornada. Con Oscar de compañero en estos primeros compases, vamos charlando en algunos tramos, aunque ya le digo que no tiene compromiso conmigo, que si quiere, que tire (luego veremos que llega unos cuantos minutos antes que yo) Entre una cosa y otra pasamos por delante una carpa con agua, antes de comenzar el ansiado y temido cortafuegos del Eretza…

Ultima a Apuko

Aqui, cada uno sufre a su ritmo, y veo que Oscar tira como una cabra para arriba. Yo meto la reductora, subo piñon, y sin prisa, pero sobre todo sin pausa me planto en la cima poco despues de Oscar, que va bajando suave para esperarme un poco. Una foto rapida, y emprendo el descenso que un par de meses antes gozaba como un cabron con los esquis (Ver aqui). Sin duda alguna hoy cambia el tema, y cuesta un poco mas de tiempo el llegar al refugio la Berenilla, donde nos espera el avituallamiento para coger fuerzas. Ya sabeis que me gusta parar en estos lugares de esparcimiento, pero hoy tampoco pierdo mucho el tiempo. picar algo, beber, rellenar el botellin de agua, y coger fruta para ir comiendo por el camino.

Continuamos nuestra andanza por zona tecnica de roca, camino de Aldape, esta vez con parte del recorrido cambiado, aunque no mucho. Se agradece no tener que subir el pequeño repecho, y bordear por la pista, mis piernas lo agradecieron. Y despues de este remanso medio llano, medio en cuesta, llega el momento de emprender el descenso mas temido de los 20km, viendo que el ultimo puede estar en condiciones optimas. Nos “encachamos” (Como dice mi amigo meratxo) en un sendero, que no da lugar a dudas. Si no lo sigues es que vas “campo a traves” y vasmo descendiendo, hasta que al llegar a una pista que cruza en perpendicular a nuestro sentido, debemos girar a la derecha y continuar por la pista.

Apuko, solo queda bajar

Que alegria me da, cuando despues de un rato largo trotando con unos txabales de la zona de Getxo, veo que vamos a ir justo debajo del ultimo repecho al Apuko, y que no tenemos que bajar hacia el embalse de etxebarri como en otras ediciones…. alegron de los buenos y poniendo ahora los datos y numeros de desnivel en orden, que se me descuadraba antes pensando que debiamos bajar hasta alli.

En este tramo, Oscar ha tirado para delante, y le veo subiendo el repecho con paso tranquilo; se pensará que voy a acelerar para cogerle, pero no creo que sea el caso. Beber otro poco de agua, y casi sin parar, porque llevo bien de viveres, emprendo la subidita que aunque no muy larga, no esta exenta de poner las patas mas duras que el diamante. Al llegar arriba satisfaccion, foto rapida con Eretza de fondo, y de seguido un trago de agua y para abajo.

Ayala y el “txato”

El descenso tambien ha tenido una modificacion o no me acuerdo yo bien del recorrido de cuando hice el Maraton. Creo que esta vez se obvia la primera parte del descenso pinado hasta el poste de electricidad, y rodeamos por detras, evitando un gran riesgo a los que llegan justos de fuerzas a esta zona.

Cogido el senderito que va descendiendo entra arbustos de gran tamaño, pronto nos plantamos en la pista, para llanear un poco antes de la bajada final y recorrido por el rio. Enseguida se oyen el “viene otro” y sales de la nada a los ultimos 300m, que se realizan con gran alegria. Enseguida veo a mis chicas justo antes de girar para encarar la meta.

Con alegria, cojo a Ayala en brazos y a Vera la doy la mano, pero se suelta y no quiere entrar conmigo ni cogida en brazos; se me parte el alma, aunque no por ello dejo de disfrutar de “otra mas a la buchaca” con Ayala en meta.

Otro año mas, felicitar al “Txato” y toda su pandilla, por lo bien que han sabido hacer para que el corredor, como los de fuera de carrera puedan sentirse a gusto. MI sugerencia, ahora que lo tengo es que ponga unas colchonetas para la juventud……. jejejejejejeje

ME sigue quedando la espina de la carrera de 69km, aunque creo que algun año me animaré; un año que sea malo de nevadas, porque mientras haya nieve, seguiremos pensando esquiar en abril….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s