ALTUBE. Un otoño de muerte

IMG-20151101-WA0005 (Copiar)El dia anterior se me metio en la cabeza salir a correr por Lunada; el gran paraiso 4 estaciones que desaprovechamos habitualmente, cuando termina el invierno, en donde la convertimos en nuestro patio de recreo. Hablo con mi vecino, otro amante del Paraiso, y me convence para correr por lugares mas cercanos, y que para mi estan sin explorar. Nos vamos a recorrer pistas y senderos de la zona de la cuenca del Rio Altube.

Rios de hojas

Rios de hojas

Quedamos temprano, a las 07:00AM para empezar a correr o andar sobre las 07:30AM. Antes, un cafe rapido con mis amigos de Ubietamendi, Fernan, Javi y Olga, que hoy van a disfrutar de la martxa Garobel, con recorrido parecido al que realizamos mi tio y yo hace ya 2 añitos (Ver aqui)

Track: 2015.11.01 Altube en otoño

Aparcamos en Baranbio, retrocedemos por carretera hasta debajo del puente de la autopista, en donde nos metemos por una pista. Cogemos camino hacia las minas de San Anton, explotadas en 1827 en adelante y hoy abandonadas, y seguimos direccion sur, hasta que llegamos al alto de la Choza, cruzamos la carretera A-624 con cuidado y proseguimos camino de Inoso.

DSC_4211 (Copiar)Nos desviamos antes de llegar al nucleo urbano de Inoso, pasando por debajo de Penashi, y dejando a un lado un par de vaquerias. La direccion que hemos tomado es hacia el  este por camino asfaltado de uso agricola, pero no tardaremos mucho en abandonar este camino para meternos de lleno en el otoño altubiano, en donde nos transportamos a otro mundo; llegamo a Narnia y nos olvidamos de lo que ocurre en la civilizacion. Embelesados con el otoño, el reposo de los arboles, la caida de las hojas, los senderos ocultos por mantos de hojas…

Otoño

Otoño

Nos paramos, un par de fotos, podriamos estar grabando en la SD imagenes, Raws, jpgs y sesiones de edicion interminables, pero proseguimos a traves de este micromundo, aislado de señales, urbes, sociedades, solo impera el silencio, roto por la respiracion continua, que aunque andamos mucho rato, el ritmo es constante y lo mas rapido que se puede, sin perder comba.

IMG-20151101-WA0007 (Copiar)Estamos camino a Altube, subiendo y con direccion sur, cuando, nos irrumpe la agradable conversacion una llamada; es ama, algo huele mal, y en efecto, todas las dudas se confirman, y lo que ayer era un 90% de probabilidades hoy se ha convertido en realidad. La frase es clara y contundente: ” aitite se ha muerto….” Y otra vez sonido estatico. Propongo darnos la vuelta y volver lo antes posible al vehiculo.

Gracias a Aizaro y a Vicen por esa logistica de antes y despues de estar de ruta. La verdad, que para pasar lo que ocurrio, fue un bonito dia de otoño, con un alba fresco, y una mañana que poco a poco iba cogiendo algo de temperatura.

Con respecto a Celestino, que decir de un aitite cuando ya no está, cuando has convivido con él durante 32 años; no solo con él; sino con los 4 aiton-amonek, y ahora empiezas a jugar en la liga de los 3. Ademas, ha tenido la gran suerte de disfrutar de una biznieta en su primer año completo. Jamás olvidaré la mirada de despedida que me brindaste el dia anterior a volar, cuando ya sabias que estabas mas cerca de descansar que de seguir luchando, tal y como decias durante la ultima semana.

Triste, por la perdida, y contento porque encuentras consuelo en la frase “es ley de vida”, pero valorando lo que ha sido y como ha sido, no se puede estar mas orgulloso de aitite. Contigo aprendi a moverme por el medio rural, yendo a por la paja en la mula, recogiendo las alubias, desgranando, mirando como picabas el dallo y demas aperos que mas tarde reducias en tamaño para que yo tambien pudiera ser parte de esa huerta; bebia leche directamente de la vaca, a escondidas del resto y callando para que otro dia lo pudieramos hacer. Ademas, veia parir año tras año los terneros, e incluso montaba en la mula cual Napoleon en pleno auge. Jugabas a pelota mano conmigo, y no te olvidabas de poner el despertador al dia siguiente de los fuegos artificiales para ir a coger los palos de los cohetes para hacer flechas, y mas tarde vivir aventuras como los indios, con un arco de bara de avellano y cuerda de hilo vala con el que cazaba las ranas del regato y lo que se pusiera en medio.

Son tantos y tantos, los recuerdos que me vienen ahora que ya no estas, que no quiero acordarme de la ultima semana, sino de los 32 años anteriores, en donde las baldosas de la pared de la cocina han sido testigos de lo que hemos crecido juntos.

Eskerrik asko

DSC_4303.jpg solos DSC_4304.jpg solosDSC_4325

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s