CASTRO VALNERA. Champán, vino, tortilla y sin miedo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA2013.12.28 ESQUI DE TRAVESIA CASTRO VALNERA (Eduzona)

Primeros pasos por el bosque

Primeros pasos por el bosque

Una vez mas acudo a mi querida Lunada; pero esta vez a intentar subir por su ruta normal al Castro Valnera (1718m), su cumbre mas elevada, y al cual se denomina “El Ogro”. No es la primera vez que lo subo con esqui de travesia, pero si que es cierto que si es la primera por la ruta normal.

La meteo con la que salimos de Zalla, no es muy halagüeña ya que llueve a mares, pero confio en mis partes meteorologicos, por lo que por lo menos habrá que subir y ver como esta el panorama. Nuestro Presi no se quiere mojar, otra vez, y creo que esta vez se confunde con el decir que por el no subiria.

Llegando al Collado, se aprecian bien los reflejos

Llegando al Collado, se aprecian bien los reflejos

Llegamos al Crucero y hacemos una tecnica de cafecito, y asi reagrupamos coches y gente. Hoy somos 8 personas, 3 con raquetas y 5 con esquis. La verdad que no está mal para no ser salida oficial del Club de Montaña.

En definitiva, llegada a las cabañas de Valnera sin problemas, cambiarnos y de una para dos, salimos con los esquis al hombro. Vista la nieve que hay, ya veremos por donde bajamos y lo que hacemos desde cima. La idea de subir al Pico La Miel despues de esquiar el tubo se nos va de la cabeza nada mas llegar a este paisaje, tan verde. Ademas, por el momento se ve poca actividad, solo un par de vehiculos mas aparcados.

Collado del Castro con la Cubada, mirando hacia el Bernacho

Collado del Castro con la Cubada, mirando hacia el Bernacho

Collado, mirando hacia Estacas de Trueba

Collado, mirando hacia Estacas de Trueba

Al de poco de seguir por el bosque, y antes de cruzar el riachuelo, ya nos calzamos los vehiculos, para volverlos a quitar, si no queremos mojar las pieles con el caudal de agua. Desde aqui hasta el collado no nos los quitamos para nada, y es despues del paso que va del collado al Plateau del Castro Valnera donde si que nos los quitamos un momento paraa despues poder seguir los hilos blancos que nos van conectando con la cima.

Sin intentarlo no me iba a quedar

Sin intentarlo no me iba a quedar

Poco me queda de contar sobre la ascencion, Solo decir que el dia a estas alturas de mañana se iba poniendo cada vez mejor, con un sol estable, poco o nada de viento y una temperatura que no paso de 10ºC aproximadamente, calentandonos lo justo en las bajadas, y permitiendonos ascender sin mayor complicacion.

Ya en la cima, despues de poco mas de 2h10min, y de algo menos de 4km de ruta, nos ponemos a recuperar sales y hidratos de la mejor manera. Un par de botellas “quitamiedos” (cava) y la bota de vino no faltan en la cima; ademas, Josu (Deu) nos deleita con una fina tortilla de patata con pimis rojos y calabacin, y el resto poco mas podemos aportar salvo los sobres de chorizo y jamon tipicos con alguna que otra tableta de turron.

Un poco mas arriba, se me acababa la nieve

Un poco mas arriba, se me acababa la nieve

Estando en cima, ya me comentan que un grupo de 3 personas haciendo travesia han comentado algo sobre mi nombre, y al llegar ellos a cima descubro que mis vecinos vienen siguiendo nuestra huella, acompañados de una tercera persona que tambien hace raquetas. Fotos de cima, charla, y tengo que seguir esperando en cima.

No me acordaba, pero mi amigo Zigor Egia, con su eterno amigo de su pueblo, compañeros inseparables en muchisimas zigoreadas, llegan poco mas tarde, y nos deleitamos con vistas y charla agradable, mientras Eolo comienza a soplar dejando que mis manos empiecen a perder teperatura. Cada vez sopla algo mas fuerte, pero consigo ponerme los guantes y atisbo, desde cima que mis compañeros ya estan remontando de la primera esquiada hacia la antecima del Castro.

¿Será "foton"? Llegando al Castro Valnera

¿Será “foton”? Llegando al Castro Valnera

Algo mas cerca, con el equipo raquetero

Algo mas cerca, con el equipo raquetero

Me despido, y, tras descender hasta, aproximadamente la mitad del recorrido, esquiando por nieve, mas bien dura con ciertas zonas donde habia acumulado no mas de 1cm de nieve caida la noche anterior, me veo en la situacion de volver a poner pieles para remontar hacia lo que va a ser la parrilla de salida del descenso final del dia.

Esta vez me tienen que esperar un poco, que estoy desentrenado y poco familiarizado con el equipo como para tener que seguir el refran del “visteme despacio, …….” Al menos, despues de poner las pieles y ajustarme botas y demas, otra vez, consigo enlazar con la traza de mis compis, que amablemente me estaban medio esperando un poco mas arriba, y tras unirme a ellos, subimos de nuevo

Foto cima, tomada por el colesterol

Foto cima, tomada por el colesterol

El equipo, casi al completo

El equipo, casi al completo

Con la gente del vecindario

Con la gente del vecindario

Llegados arriba, con una ultima pala, en donde la nieve empezaba a paposear, nos encontramos con gente que viene por la arista. Algunos, nos informan de que han subido por el tubo y que la salida al final esta mal, otros nos comentan que tengamos cuidado con el hielo, y algun que otro listo, se pasa dando informaciones, que a nosotros, nos parecen erroneas (pero de todo hay en esta vida)

Zigortxusando en el Castro Valnera

Zigortxusando en el Castro Valnera

Sin mas preambulos, me lanzo, despues de los tocayos que vienen hoy con nosotros. La nieve se deja esquiar, y en la primera pala, soleada, disfrutamos de la primavera, pero antes de tiempo. Y nos plantamos en la entrada del tubo, en donde, podemos ver como ciertos aficionados han optado por subir por el mismo; teniendo, algunos que ponerse los crampones.

Llegando a la antecima del Castro

Llegando a la antecima del Castro

Deu, que no lo ve claro, es el primero en estrenar el casillero, pero poco despues, es uno de los tocayos quien nos deja ciertos obstaculos por la pista, que le vamos recogiendo (pena de foto!!!!!) Y mi pupilo Fernan, se hace el tubito, tipi-tapa de arriba a abajo sin catar la fria nieve. Incluso, al final del tubo, donde se estrecha, podemos bajarlo, “de aquella manera”, pero no nos queda mas opcion que hacerlo, y asi poder esquiar los ultimos metros, antes de plantarnos en la entrada del bosque.

En la estrechez del tubo. Fernando, dandolo todo

En la estrechez del tubo. Fernando, dandolo todo

Llegados a este punto, mezclamos en ultimos metros el esqui de travesia con el brezo-esqui, y para llegar al coche, de nuevo, solo nos quedan unos 10 minutos de andar campando por las lindes y terrenos delimitados por antiguos muros de piedra.

Terminamos la jornada en la mesa de un lugar donde solo unos pocos tienen acceso, y donde, poco a poco la tarde se nos va echando encima, pero hoy no nos importa, porque la jornada, tal y como empezaba, lloviendo, iba a ser una de las mejores, a pesar de no haber tenido el paqueton de meses atras.

Eskerrik asko guztioi, eta urte berri on

Anuncios

2 pensamientos en “CASTRO VALNERA. Champán, vino, tortilla y sin miedo

  1. Sera foton?
    Regla de los 2 tercios, le sobra una de las dos cosa. O cielo por arriba o nieve por abajo.

  2. Es gratificante encontrarse en esta preciosa montaña con buenos amigos y compañeros. Llegar a una cima y ver a un amigo, emociona hasta al mas duro de los montañeros. Eskerrik asko Txapeldun por este articulo en tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s