LUNADA. Estreno, esquiando entre cristales

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor fin!!!!!!!!!!

Reflejos del cristal que mas tarde descenderia. Peña Lusa al fondo

Reflejos del cristal que mas tarde descenderia. Peña Lusa al fondo

Despues de recibir el material nuevo el dia antes de la visita a la capital del reino, puedo dar por iniciada con la incursion de hoy a la temporada de esqui 2013 – 2014. En concreto, la temporada invernal comenzó el ultimo dia natural del mes de noviembre, pero el deslizamiento sobre la nieve se ha iniciado hoy.

Que mejor sitio que volver al lugar donde hace poco mas de medio año lo dejaba aparcado. Lunada, otra vez blanca, inmensa, majestuosa, y sobre todo soleada y fria. Y en la tarde que nos acontece me encuentro solo; 3 personas son las que encuentro, unas yéndose y otra mas que viene del lugar a donde me dirijo y con el que cruzo alguna palabra para saber el estado de la “nieve”

Con Peña Lusa espectacular. Mucho frio

Con Peña Lusa espectacular. Mucho frio

Asi que, poco me queda. Me calzo las botas nuevas (La Sportiva Spectre), y las ajusto, y con la sonrisa de un niño que estrena botas de futbol o balon de baloncesto me calzo una vez mas los esquis, esta vez mas ligeros, y todo ello gracias a las fijaciones (ATK Raider 12) que este año he puesto en los “tablones”.

Nada mas salir, me doy cuenta que aunque vaya por la parte mas al norte (mirando a la Miel a la derecha) me voy a encontrar con mucho hielo, por lo que decido hacer la ruta de siempre. Salir hacia el collado, pasando inicialmente por la caseta del teleski Gorbea, y siguiendo en diagonal hacia el teleski Lunada, el primero empezando por la izquierda.

Detalle de las cuchillas puestas

Detalle de las cuchillas puestas

Sigo la linea del teleski Lunada, como ya hiciera este año varias veces a lo largo del primer trimestre del año. El hielo esta presente en cada cm2 del terreno que alcanzo a ver. Ya empiezo a pensar que para poder atacar la cima, deberé pararme y poner las cuchillas, pero la pregunta es ¿donde? Ni mas ni menos que a la altura del palo multicolor que nos encontramos antes de esta ultima pala.

Lo hago, y despues de poner las cuchillas, compruebo que todo va bien; reajusto una vez mas las botas, que se van haciendo al pie poco a poco. Pero en vez de subir por la pala casi a derecho, opto por ir desviandome hacia la derecha, es decir, hacia la zona baja del Canto Las Corvas, y pasando por entre algun resalte rocoso y demas, consigo llegar al collado.

Castro Valnera desde el Canto las Corvas

Castro Valnera desde el Canto las Corvas

Reflejos de un descenso peligroso

Reflejos de un descenso peligroso

Me doy cuenta de mi ascenso porque noto ese ultimo calor que alcanza el astro rey a aportar a esta tarde fria. Es verdad, salgo de la sombra y el sol me abraza con esos ultimos rayos de sol, que mas que calentar te dan la sensacion de calor. Pero la tarde es insuperable. Continuo con cuchillas por la arista cimera hasta el Canto las Corvas y su caracteristico buzon. Despues de las fotos llega lo mejor; disfrutar por un instante, y antes de que me empiece a quedar frio, de las vistas. Los 360º que se me presentan, son los de hace unos meses, pero siempre tienen algo diferente, o soy yo que lo percibo diferente.

Castro Valnera y su tubo

Castro Valnera y su tubo

Arranco suave suave y con cuidado de nuevo sobre mis pasos, pero continuo hasta llegar al “promontorio” que da nombre al Pico la Miel, y en donde no tenemos buzon alguno para saber de que monte se trata. Aprovecho a mirar el estado de “mi corredor”, pero no lo veo claro a pesar de que le haya dado el sol mas que a la zona por donde he subido.

Viendo la hora que es, y los reflejos del hielo que me espera al descenso, decido aprovechar el momento y seguir disfrutando de estos momentos. Me acuerdo de un amigo, que hace unos dias tuvo un percance en la zona del Cubada Grande, y pienso, que en 4 dias seguro que empezamos otra vez con la fotografia, la escalada, y sobre todo con la sonrisa, esa que ahora se le esconde, pero que nunca pierde. MUCHO ANIMO!!!!!!

Niebla llegando a Las Machorras

Niebla llegando a Las Machorras

Ademas, tambien me acuerdo de la familia, por hechos de la ultima semana, y de los cuales no me olvido. Atardeceres, son los que pone la “seccion familiar de Santander”, y hoy desde aqui les podria llamar  para que miraran donde estoy, porque la bahia de la capital cántabra se empieza a iluminar, mientras otros seguimos con luz diurna. Seguramente que hoy el sol brille con mas fuerza por algun motivo.

No quisiera olvidarme de la triste noticia que tambien hace un momento he recibido, y aprovecho estas lineas para mandar un grandisimo abrazo a ese amigo en tan duros momentos.

Botas La Sportiva Spectre

Botas La Sportiva Spectre

Ultimos rayos en Peña Lusa

Ultimos rayos en Peña Lusa

Seguramente que mas gente y momentos me vienen a la cabeza, pero los mas significativos a la hora de juntar estas letras en este texto son los anteriormente mencionados.

El descenso, viene despues de la subida (tiene logica), quitar pieles y cuchillas. Volver a reajustar las botas y sobre todo cambiar a modo “ski”. De repente, tengo una bota con flex 110 en mis pies, esto es increible. Me calzo los skis y empiezo a darme cuenta de que gracias a mis manos hoy voy a poder bajar tranquilo, ya que los cantos agarren terriblemente bien. El

Zona de Peña Lusa, La Inmunia, Picon Blanco

Zona de Peña Lusa, La Inmunia, Picon Blanco

mantenimiento al finalizar la temporada anterior ha sido excelente, y mi material lo ha agradecido. Las suelas deslizan una barbaridad, mejor hubiese sido no tenerlas enceradas hoy, y los cantos, gracias a Dios, no estan para ganar un campeonato de cortadores de jamon, pero si para evitar que hoy tenga algun susto y que mañana no tenga moratones por todo el cuerpo.

Tras Canto Las Corvas, Santander en tinieblas

Tras Canto Las Corvas, Santander en tinieblas

Mucho cuidado estos dias con el frio que esta haciendo. Finalmente llego al coche en perfecto estado. Me daria tiempo a subir de nuevo, pero con el hielo que hay y la poca luz que voy a tener para bajar, no merece la pena arriesgar; ya volveré otro dia ( lo antes posible )

Y despues de recoger, vuelta para casa, con sonrisa de oreja a oreja, encantando con el material suministrado por Anayet Vertical, de la mano de Alex, Eskerrik asko.

De vuelta, satisfecho

De vuelta, satisfecho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s