LUNADA. Esquiar en mayo tiene precio

20130520_174357 blog

Raquel empezando a foquear en el bosque

Raquel empezando a foquear en el bosque

Como todos los inviernos, las horas de esqui están en su parte mas baja; pero no olvidemos las fechas en las que estamos y la ingente cantidad de nieve que aun se manifiesta de forma espectacular en las laderas y picos de las montañas, no solo del Pirineo y de Picos de Europa (que es lo que mas cerca tenemos), sino tambien de otras Cordilleras o Sierras mas modestas, pero que aun nos permiten disfrutar del mundo del esqui, mezclado con la practica de la montaña.

Una de estas zonas es Lunada y sus montañas, que este año me han servido como campo de diversion invernarl, y espero poder disfrutar a partir de ahora de su verdor, su brezo, su roca y sobre todo conocer sus senderos, para que este invierno no tenga que depender de alguien que me muestre el camino, aunque si de su compañia.

Justo antes de atacar la pala que lleva al collado

Justo antes de atacar la pala que lleva al collado

Hoy, finalmente, en compañia de Raquel, conocida en el foro de Lunada.org, creo que he podido disfrutar del ultimo cartucho niveo. Solo ha hecho falta preguntar si se animaba alguien y al de un rato ya estaba llamando que salia para el Bernacho…Asi da gusto.

Con el coche he podido llegar hasta las ultimas casetas del Bernacho o Valnera, ya que hay 2 grupos y segun google-earth tienen diferente nombre. Desde esa ultima curva, en donde hemos aparcado, hemos salido porteando todo el equipo. En mi caso, hoy de nuevo tengo que salir con las botas de alpino, visto que aun no dispongo de las adecuadas para practicar esta modalidad; y creo que deberé esperar ya a la proxima temporada.

Con Peña Lusa al fondo

Con Peña Lusa al fondo

Tras algo mas de 15min andando por el sendero que atraviesa el bosque, y despues de atravesar un pequeño regato, nos hemos encontrado con una zona arbolada en la que la nieve parecia que estaba bien, entonces llega la hora de empezar a foquear bajo el amparo de la vegetacion arbolada que empieza a brotar con los inicios de la “primavera”.

En el collado, mientras nos atrapaba la niebla

En el collado, mientras nos atrapaba la niebla

Poco nos dura la alegria, ya que enseguida nos tenemos que quitar los esquis y volver a portear otro rato largo; tanto que nos plantamos debajo de la pala del collado, en donde si que vemos continuidad en el ascenso al mismo collado. Superado el desnivel, y siempre sin perder de vista la pala que vamos a descender, apostamos por subir por la izquierda del mismo, para dejar virgen la bajada y luego tener una bonita vision.

Intentando llegar al paso que nos sube al Ogro

Intentando llegar al paso que nos sube al Ogro

La llegada al collado nos la da el viento que sopla y la niebla, que por momentos nos envuelve con su magia; este hecho hace que decidamos no continuar y por ello nos volvemos al collado. Quitamos pieles, un trago de agua y…………LETS GO!!!!!!!

Primeros giros en el “agua-nieve”. Las pieles estan encharcadas, pero ahora, con los esquis encerados de anoche, deslizamos bien. Al inicio de la pendiente, tras 2 giros, de repente pierdo el centro de gravedad y……..OSTION!!!!!! jajajajaja, no paro de reirme, hasta da gusto caer en blandito, aunque me levanto rapido. Me ha pillado por sorpresa y al no atarme bien la chaqueta y los guantes tengo nieve hasta en los gayumbos, que desastre!

Raquel llega riendose y preguntando por mi integridad fisica. Habemus documento grafico de cuando me desaparezco de su camara, pero de momento vamos a omitir datos.

Usando los servicios del material de emergencia

Usando los servicios del material de emergencia

Al llegar abajo, volvemos a poner pieles despues de mirar la hora, y tiramos para arriba. Desgraciadamente, tenemos que hacer uso del material de emergencia, pero aun con el material, parece imposible que las pieles de Raquel se queden bajo los esquis. Como es tan fina se sube la mitad de la pala con las botas a pie, y porteando los esquis (despues de  la mañana que se ha tirado esquiando, por la tarde mas……eso se llama “vicio”)

Y despues de la 2º bajada sin incidentes, llegamos de nuevo al punto de porteo, en donde retomamos el camino de vuelta; pero en el tramo del bosque es Raquel la que aprovecha a ponerse los esquis y descender los 2 cientos de metros hasta que los debe volver a poner. Yo tardo menos si bajo andando, a pesar de llevar las botas de alpino.

Emprendiendo el retorno por el bosque

Emprendiendo el retorno por el bosque

Cruzando el regato

Cruzando el regato

Unas 2h45min despues estamos de nuevo en el coche. Recoger rapido y volver para casa con una sonrisa y pensando en que ayer fui a andar en bici, hoy he esquiado y mañana tengo intencion de ir a correr (sin olvidarnos de que si sigue esta meteo posiblemente podamos volver, y que en la misma semana, incluso puedo tocar el boulder o escalar algo…..¿haremos algo o simplemente vaguearemos?)

Al final, me quedo con la sensacion alpina de la jornada, habiendo estado mas tiempo con los esquis a la espalda que en los pies. No se le puede pedir mas a la cota 1500m (aprox) con vistas al mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s